Al relacionarnos en pareja, ¿qué papel juega el beso?

Se calcula que 90% de la población mundial se besa; estudio analiza cuáles son las motivaciones de juntar los labios y cómo influye en una relación.

13/10/2013 10:56
AA

Dice friamente el diccionario que el beso es la “acción y efecto de besar”. Se olvidan los académicos en su definición de las hormonas que libera el cerebro, de los músculos que pone en marcha nuestro cuerpo al besar, la aceleración del pulso, las mariposas en el estómago…

Se calcula que el 90% de la población mundial se besa y un pequeño análisis trata ahora de entender porqué, qué motivaciones tienen hombres y mujeres a la hora de juntar sus labios con otra persona o qué papel juega el beso a la hora de establecer una relación de pareja.Los estudios, que han aparecido en las revistas Human Nature y Archives of Sexual Behavior, llevan la firma de Rafael Wlodarski y su equipo de la Universidad de Oxford (Reino Unido). Sus conclusiones, tras encuestar a una muestra de 900 personas de 18 a 63 años, muestran que las motivaciones de un beso pueden ser muy diferentes en diferentes momentos de la vida y también varían entre hombres y mujeres.

Las respuestas de los encuestados muestran que las mujeres dan más importancia al beso que los varones; pero también que las personas que se valoran como más atractivas (ellas y ellos) o quienes tenían más relaciones ocasionales suelen valorar más la importancia de este acto.
 
Los autores partían con varias hipótesis de inicio sobre el significado que damos al beso los seres humanos: “Las tres teorías más aceptadas son que ayuda a valorar la ‘calidad genética’ de las posibles parejas, ayuda a iniciar la excitación sexual y favorece el mantenimiento de los lazos en una relación”, explican.
 
Que las mujeres le diesen más importancia en la encuesta no fue ninguna sorpresa, de hecho, aclaran, en la mayoría de mamíferos, las hembras son las que dedican más tiempo a cuidar de la descendencia y suelen ser ellas las más selectivas a la hora de elegir pareja. “La elección de un compañero es una elección compleja”, señala Robin Dunbar, otro de los autores, “implica una serie de periodos de valoración, en los que el individuo decide si debe continuar adelante, y otros periodos de mayor intimidad a medida que el cortejo avanza”, aclara.
 
A su juicio, los resultados de la encuesta demuestran que, efectivamente, el beso juega un papel importante en el proceso de selección de una pareja y tal vez por eso la importancia que se le da varía en las personas con una relación estable o aquellas con parejas ocasionales. En el caso de las mujeres además, como ellos mismos pudieron observar, aquéllas que se encontraban en la fase más fértil del ciclo menstrual daban más importancia al beso.
 
Tal vez por eso, para los participantes con relaciones espontáneas, el beso se catalogó como más importante antes de las relaciones sexuales, mientras que en individuos con pareja estable el beso es igual de importante en contextos no sexuales.
 
En parejas ya establecidas, los autores sugieren que la frecuencia del beso se relaciona con relaciones más satisfactorias, aunque no necesariamente con más sexo.  (Con información de elmundo.es)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: