Albergues saturados en Veracruz tras huracán

A pesar de la demanda los encargados de los albergues aseguran que están repartiendo ayuda sin problemas a la gente que la requiere.

22/09/2010 2:21
AA

Las víctimas damnificadas del huracán Karl han saturado los seis albergues de ayuda y alojo, en espera que la contingencia pase y la situación se normalice.

Inclusive, los refugios de mayor capacidad se han visto copados por la demanda de gente que ha perdido sus techos o bien que solamente han salido de casa para buscar refugio en algún sitio menos agreste.

Tanto el World Trade Center de Boca del Río y el Auditorio Benito Juárez del puerto de Veracruz, suman más de 6 mil personas damnificadas que han ido en busca de un techo y un lugar seguro, llegando al límite de su capacidad de atención completa.

La mayoría de los damnificados provienen de los municipios de Medellín y Boca del Río, así como de áreas aledañas a la capital, cuyas viviendas no se encuentran habitables o bien están invadidas de agua, lodo y basura.

Valentín Martínez Corbalán, administrador del albergue Benito Juárez, comentó en entrevista con la agencia de noticias Notimex, que ante la demanda el gobierno del Estado ha tomado la decisión de habilitar dos albergues más en las colonias Venustiano Carranza y Centro Histórico.

“Pensamos que se continuarán abriendo más refugios al menos de manera oficial, porque las personas afectadas continúan llegando y no se les puede dejar en la intemperie y menos que regresen a sus casas”, acotó Martínez Corbalán.

A pesar de la multitud, señaló que se sigue trabajando con holgura, repartiendo entre las personas elementos básicos como medicamentos, cobijas, alimentos y ropa.

“Lo que sí nos está haciendo falta es ropa interior nueva para hombre, para mujer y sobre todo para niños, además de productos de limpieza e higiene que sí llegan pero se agotan rápido, como champú, jabones, papel, toallas sanitarias y pañales”, señaló.

El director del albergue resaltó las cantidades de ayuda que están llegando y cómo se ha creado toda una red de difusión al respecto en sitios de interacción social por internet como Facebook y Twitter.

Los damnificados en general se sienten tranquilos y seguros, pero no dejan de mostrar cierta incertidumbre ante la inminencia de los eventos los venideros, así como resignación por el pasado inmediato. (Con información de Milenio)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: