Alcohol impide un buen sueño

Científicos japoneses consideran que el alcohol impide las funciones reparadoras del sueño.

17/08/2011 10:13
AA

Un estudio realizado en diez estudiantes universitarios de sexo masculino por investigadores de la Universidad de Akita en Japón, reveló que efecto del alcohol sobre el sueño parece relacionarse con una alteración de la función del sistema nervioso.

Cuando la gente duerme “el sistema nervioso parasimpático, responsable de las actividades de ‘descanso y digestión’, domina al sistema nervioso simpático, responsable de las actividades de estimulación”, explicó Yohei Sagawa en un comunicado, médico del departamento de neuropsiquiatría de la Facultad de medicina de la Universidad de Akita. “Deseábamos investigar cómo el alcohol puede cambiar esta relación complementaria”.
 
La investigación consistió en darle a los voluntarios del estudio distintos niveles de alcohol: 0 gramos (grupo d econtrol), 0.5 gramos (dosis baja) y 1.0 gramos (dosis alta), antes de que los participantes durmieran, en tres ocasiones.
 
Con ayuda de un electrocardiograma, los científicos se enfocaron en la variabilidad de la tasa cardiaca del corazón y el sueño. Encontraron que el alcohol aumenta la tasa cardiaca e interfiere con las funciones restauradoras del sueño.
 
“Aunque la primera mitad del sueño tras la ingesta de alcohol parece buena en el EEG, el resultado de la evaluación sobre el sistema nervioso autonómico muestra que beber lleva al insomnio y no a un buen sueño”, dijo Sagawa.
 
“El estudio actual evalúa los efectos agudos tras una sola dosis de alcohol, y halló una consecuencia negativa de salud subsiguiente”, apuntó en el comunicado de prensa Seiji Nishino, director del Laboratorio del Sueño y la Neurobiología Circadiana de la Facultad de medicina de la Universidad de Stanford en La Jolla, California. “Muchos sujetos beben alcohol de forma habitual, y si la reducción de la actividad nerviosa parasimpática durante el sueño ocurre de forma crónica, las consecuencias negativas para la salud podrían ser mucho mayores y podrían inducir varias enfermedades”.
 
“Generalmente se considera que tomarse una copa podría ayudar a dormir, sobre todo a comenzar a dormir”, añadió Nishino. “Esto podría ser verdad para algunas personas que ingieren poco alcohol. Sin embargo, debe señalarse que ingerir grandes cantidades de alcohol interfiere con la calidad del sueño y el papel restaurador del sueño”.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: