Alerta en Europa por uso de vibradores

Material con que están hechos juguetes sexuales y otros productos, pueden causar problemas de salud en bebés.

04/07/2011 7:16
AA

Primero fue Dinamarca, ahora Alemania; autoridades de ambos países han manifestado su preocupación por el material con que están hechos algunos juguetes sexuales, específicamente el ftalato que se utiliza para dar flexibilidad y elasticidad al plástico; cuyo uso industrial está extendido, se utiliza también en la fabricación de juguetes.

La Unión Europea ha determinado que se debe limitar la utilización de este compuesto en juguetes para niños, que parecen ser los más vulnerables al contacto con esta sustancia.

La Agencia de Medioambiente de Dinamarca realizó un estudio en el que se concluye que las mujeres embarazadas o que estén amamantando, no deben abusar del uso de vibradores u otro tipo de juguetes sexuales que contengan ftalatos.

Explican que el adulto está a salvo de estos compuestos, pero un feto o un recién nacido, específicamente los varones, puede sufrir algunos problemas al estar expuesto a ellos.

Un ftalato es parecido a las hormonas masculinas, por lo que pueden provocar alteraciones en el sistema endocrino, sobre todo si son absorbidas por el organismo en fases tan sensibles a los cambios como es el desarrollo prenatal o la primera infancia.

La Ginecóloga Shanna Swan, de la Universidad de Rochester en Estados Unidos, hizo una investigación que hasta el momento es el único estudio estadístico que hace referencia a la exposición de ftalatos durante el desarrollo del bebé.

El estudio, es una referencia entre la comunidad científica, pues advierte sobre el peligro que el ftalato puede causar si hay una exposición prenatal. Otros estudios subsecuentes, han relacionado la sustancia con la reducción de la testosterona.

Como pionera en el tema, la Dra. Swan encontró una relación entre la exposición de las madres a los ftalatos durante el embarazo (a través de un examen de orina), con una menor distancia entre el ano y los genitales de sus hijos varones.

Esta característica diferencia a hombres de mujeres, los primeros presentan una mayor distancia anogenital. La conclusión fue que la exposición del feto a los ftalatos provocaba una cierta feminización de los varones.

Investigaciones posteriores a esta, encontraron menores niveles de hormonas andrógenas e incluso una menor destreza por los juegos que son típicamente masculinos en niños; conducta que es similar a la que se encontró en un estudio con ratones, que renunciaron a algunos hábitos propios de su condición sexual.

Pero los ftalatos no están presentes sólo en los juguetes sexuales, también se utilizan para fabricar juguetes y biberones. De hecho la legislación de la Unión Europea acaba de autorizar nuevas medidas de control para biberones y chupones, prohibiendo la utilización de bisfenol A.

La sustancia dañina también está presente en cremas, champús, recipientes de plástico para la cocina, perfumes o equipo médico, por lo que las mujeres embarazadas o que están amamantando deben también tener cuidado en el uso de estos productos, advierte la Dra. Marieta Fernández de la Universidad de Granada.

El Dr. Jaime Mendiola de la Universidad de Murcia, señala que se han enceontrado menos niveles de hormonas sexuales en niños que son alimentados con leche materna que contiene más ftalatos.

(Con información de elmundo.es)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: