Alertan de “curas” falsas para el autismo

La FDA emitió una alerta para no dejarse engañar por terapias que prometen la cura

18/04/2017 4:03
AA

El autismo es una condición neurológica que afecta el comportamiento de quien lo padece, ya que genera problemas para interactuar con otros y aprender, aunque también se pueden presentar diversos síntomas como no mirar a los ojos de los demás, no hablar en lo absoluto, tener intolerancia al ruido o hacer diferentes sonidos.

Los síntomas de esta condición pueden reducirse con un correcto tratamiento médico, pero no curarse; sin embargo, abundan distintas “curas” que prometen olvidarse del problema, que tienen como resultado mayores problemas.

Por ello, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), ha emitido una alerta a los familiares de pacientes con autismo para que no se dejen engañar por productos o terapias que prometen la cura a través de la eliminación de toxinas o con la leche de camella, por ejemplo.

“El trastorno del neurodesarrollo no tiene cura. Algunos de esos tratamientos fraudulentos podrían ser nocivos y se deben evitar”, enfatizó la FDA.

Hay que seguir las terapias aprobadas

La FDA indicó que en tan sólo en Estados Unidos, uno de cada 68 niños tiene autismo, y aunque afecta por igual a niños y niñas, en ellos es más frecuente.

“La gravedad y los síntomas del autismo varían ampliamente. Las terapias e intervenciones existentes para el autismo están diseñadas para abordar síntomas específicos, y pueden resultar en mejoras”, enfatizó la Dra. Amy Taylor, pediatra de la FDA.

Para controlar los síntomas del autismo, la FDA recomienda utilizar los medicamentos aprobados por ellos, como son:

  • Antipsicóticos como la risperidona (Risperdal)
  • Aripiprazol (Abilify)

Lo que se debe evitar

Asimismo, indicó cuáles son las terapias y tratamientos que prometen curar el autismo, pero que no son nada saludables.

Entre las principales se encuentran las siguientes:

  • Terapia hiperbárica con oxígeno: consiste en respirar oxígeno en una cámara presurizada. El único caso en el que está aprobado por la FDA es para tratar la enfermedad por descompresión que sufren los buzos.
  • Baños de detoxificación con arcilla: ofrecen “mejoras dramáticas” para los síntomas y se caracteriza por mezclar diferentes productos en el agua para sacar las toxinas, contaminantes y metales pesados del cuerpo.
  • Leche cruda de camella y aceites esenciales: son los productos más comunes que se comercializan, pero la FDA no ha aprobado su seguridad ni eficacia.

“Muéstrese desconfiado con los productos que afirman tratar una amplia variedad de enfermedades”, dijo Jason Humbert, funcionario de regulación de la Oficina de Asuntos Regulatorios de la FDA.

En este sentido, dijo que no hay que dejarse llevar por “testimonios” de “clientes”, ya que pueden ser falsos y no reemplazan a las evidencias científicas.

“Además, pocas enfermedades o afecciones se pueden tratar rápidamente, así que tenga cuidado con cualquier terapia que pretenda ser una ‘cura rápida’. Las ‘curas milagrosas’ que presumen de ser avances científicos o ingredientes secretos probablemente sean un engaño”, reafirmó.

Por ello, antes de iniciar cualquier tratamiento o ante cualquier duda, hay que consultar al médico.

(Con información de Medline Plus)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: