Alertan por venta de medicinas pirata en la red

La venta de medicina apócrifa en Internet genera ganancias anuales de hasta 10 billones de dólares.

17/11/2010 10:37
AA

Brandjacking es, en inglés la manera como se identifica a las empresas que ofertan medicinas piratas en internet, vía páginas con una faz atractiva y precios accesibles, que se dedican a vender medicamentos apócrifos, caducos, robados o bien con sustancia rebajada; en general, de dudosa naturaleza.

Este “negocio”, controlado por grandes ligas de mafias en todo el mundo, tuvo en 2009 unas ganancias netas anuales de 10.7 billones de dólares.

Es por ello que la compañía MarkMonitor ha lanzado el Brandjacking Index, un sistema que mide qué tan profundos y poderosos pueden ser los ataques a las marcas y distinguir las amenazas a las marcas más importantes del mundo.

Uno de los agentes que permite que esta práctica suba en ingresos y poder, es el precio del medicamento, el cual se ofrece muy barato en relación con las marcas registradas y debidamente certificadas, y tomando en cuenta que se suman los problemas de economía que afectan a algunos países.

MarkMonitor identificó en 2009 más de 19 mil 100 sitios de Cybersquatting (o bien invasores de sitios y marcas).

Hasta el momento se ha identificado que los medicamentos que más se “piratean” en la red son las drogas de estilo de vida, como el Viagra. No obstante, la tabla marca lo siguiente:

Indicador de medicamentos más “pirateados”

  • Viagra – 75%
  • Somníferos – 7%
  • Ansiolíticos – 7%
  • Anti-colesterol – 4%
  • Antiflu – 4%
  • Digestivos – 3%

“Un rastreo de MarkMonitor durante 2009 reveló que existen cerca de 3 mil farmacias en línea, de las cuales sólo 4 están acreditadas. Si se toma en cuenta el número de golpes (visitas) diarias por sitio, más de 40 mil, entonces no es de sorprender la ganancia de 10.7 billones de dólares”, comentó Fred Felman, Director de Mercadotecnia para MarkMonitor.

Tampoco sorprendió la cifra que reveló que más del 30% de las farmacias en línea que negocian con medicamentos peligrosos se encuentran en Estados Unidos.

El mismo Feldman compartió una anécdota que surgió durante el rastreo realizado en 2009: la farmacia investigada supuestamente era de Canadá, no obstante, el teléfono para contactarla se encontraba en Texas y quien lo respondía hablaba con acento ruso; la página se hallaba en un “servidor web” de Rusia; cuando se hacía la compra con la tarjeta de crédito, la factura marcaba que la adquisición se había realizado en Israel y el paquete donde venían los medicamentos procedía de la India, lo que explica los largos lazos que conforman un negocio redituable como éste.

Se hizo hincapié, durante la presentación de las cifras, en los problemas de salud que podría generarse al adquirir medicamentos en esa clase de páginas web, debido a que los fármacos podían ser robados, tener la fecha de caducidad vencida, ser falsos, o bien diluidos, o procedían del mercado negro. 

Medidas…

La manera de terminar con este mercadeo ilegal es, sencillamente, evitando adquirir medicamentos en línea. A las empresas que se dedica a esto, se les puede identificar por medio de la cantidad de correos spam (masivos) que llegan a los buzones de correo electrónico sin que hayan sido solicitados.

Una de las características principales de estas compañías es que se encuentran muy bien elaboradas, son atractivas a la vista, pero ofertan con precios sumamente bajos, y ése debería ser un indicador para evitar siquiera considerar la compra.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: