¿Alguna vez has donado sangre?

En México sólo 4 por ciento de donadores son voluntarios, el resto lo hace por obligación ante una emergencia médica.

12/06/2015 3:02
AA

En México hay 16 millones de posibles donadores de sangre, pero sólo se consiguen  dos millones de unidades de sangre anualmente,  un 96% de esos donantes lo hicieron por obligación, obedeciendo a  la política que existe de reposición de sangre, sólo el  4% de los donadores mexicanos son  voluntarios, una cifra pobre, porque en países como Colombia existen un 50% de donantes voluntarios  y en  Nicaragua  un 90%. Ve aquí el video

“Para los requerimientos de sangre que tiene el país, dos millones  no son suficientes, se tendría que duplicar esa cifra, además de capturar más donadores voluntarios, pues está comprobado que ellos son la población de menor riesgo” dice Héctor Baptista, hematólogo y director del Banco de Sangre de Médica Sur. 
 
Cada año, el 14 de junio se conmemora el Día Mundial del Donador de Sangre, iniciativa promovida por la Organización Mundial de la Salud, para lograr que la población tenga en cuenta la importancia de esta acción.
 
En el país existen 565 bancos de sangre a nivel nacional y son muchos, pero que están mal organizados.  “Un país como  Canadá tiene 12, y la recolección no se hace en los hospitales sino en comunidades o sitios públicos donde la gente sana llega a donar, en México  hay sitios donde falta sangre y otros donde se tira”. 
 
El esquema hoy en el país, dice, es que si te vas a operar tienes que llevar donadores por adelantado, porque la sangre de los donadores voluntarios no alcanza a cubrir las  necesidades.
 
Aproximadamente el 99% de las unidades de sangre que se ocupan en los hospitales se obtuvo por reposición familiar y el riesgo de que uno de esos donadores tenga una enfermedad de transmisión es de uno por cada cien.
 
“En Médica Sur, por ejemplo, tenemos 4 mil donaciones anuales, de estas 400 son de donadores voluntarios y el resto de reposición, en los donadores voluntarios nunca hemos encontrado sangre contaminada, sin embargo en los familiares de los pacientes, uno de cada cien sale positivo en sífilis, hepatitis o VIH, aunque toda la sangre que recibimos es analizada”, dice Baptista.
 
La sangre es más segura cuando  se obtiene de donadores voluntarios recurrentes, es decir, que donan por lo menos una o dos veces al año, es la más segura por el hecho de haber sido obtenida de personas que han mantenido sus condiciones de bajo riesgo durante ese periodo de tiempo; disminuyéndose las posibilidades de no poder detectar los agentes infecciosos de transmisión sanguínea.
 
El hematólogo dice que en  México estándaresel procedimiento de la donación se realiza con altos estándares de calidad y seguridad, pero que podría mejorar si las personas acudieran por su voluntad a los bancos de sangre.
 
Benéfico para la salud
 
Además es benéfico para el donador, dice, los hombres mayores de 30 años comienzan a acumular grandes cantidades de hierro y está comprobado que el exceso de hierro está relacionado con daño hepático, cardiaco y cáncer, donar es como renovar la sangre. Para un donador significa que las reservas  hierro se movilizan.
 
“En este banco de sangre intentamos seducir a ese donador voluntario, tratándolo bien, brindándole un atención de primera calidad, un desayuno y si lo requiere, la entrega de sus resultados de laboratorio completos que tienen un costo comercial de dos mil pesos”, dice.
 
Explica que el costo institucional de una bolsa de sangre de 280 mililitros es de 400 dólares y entre más alto  sea el perfil de riesgo del donador más se invierte en análisis. 
 
 
“Las  pruebas de laboratorio son caras, los insumos que se ocupan,  la conservación de la sangre, para ningún laboratorios es barato conservar  la sangre 35 días y las plaquetas  cinco días, se requiere de un proceso de refrigeración adecuado, cada donador nos deja 400 mililitros de su sangre y para nosotros es muy valiosa por eso consentimos al donador y procuramos la sangre”, dice. 
 
Mitos, los principales enemigos de los bancos de sangre
 
El Hematólogo cuenta que todavía existe un estigma respecto a la donación segura de sangre y que el miedo viene de un hecho real, pero que ocurrió hace 30 años. “Antes de 1987 los bancos de sangre eran peligrosos, porque la gente se  infectaba de VIH, existen historias reales donde familias completas se infectaron en los ochentas por transfusiones de sangre contaminada, pero eso no sucede más, la ley es muy clara al respecto y hay mucha vigilancia” dice.
 
Cuenta que otro estigma es la remuneración económica por donación de sangre. Desde 1987 se acabaron los donadores pagados,  en ese entonces el 7% de los donadores que cobraban daban  VIH positivo, se quito ese esquema y se cambio al de donadores por reposición, familiares y voluntarios, siendo estos últimos los más escasos y los que más se requieren. 
 
 
 
 
 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: