Alimentos infantiles básicos vs. la obesidad

Para poder evitar la obesidad en los niños es menester que sus padres conozcan las necesidades alimenticias de sus hijos.

06/07/2011 12:06
AA
La mejor forma de evitar la obesidad en nuestros hijos, es reconocer los requerimientos y necesidades vitamínicas y proteínicas que necesita su cuerpo para funcionar de manera correcta, con base en las diferentes actividades que realiza, es decir, el nivel escolar que cruza, los tipos de juegos que realiza, etcétera.
 
Así lo refiere el Departamento de Nutrición del IMSS, al precisar que la educación de una nutrición saludable inicia en las etapas preescolar y escolar, pues en estas los infantes tienen mayor reconocimiento de las cosas y adquieren todos los aprendizajes y costumbres que repercutirán a lo largo de su vida. La importancia de cuidar su alimentación deriva de que en estos periodos formarán sus hábitos alimenticios.
 
La institución especifica que al niño preescolar se le reconoce del primero hasta los cinco años con 11 meses de edad y la etapa escolar continúa de los seis a los 12 años. En estas edades se recomienda verificar que se cuide el consumo de sus alimentos, primero para evitar obesidad y sobrepeso y, segundo, a fin de evitar problemas gastrointestinales.
 
La primera recomendación es que las tres comidas principales sean balanceadas, incluyéndose Vitaminas, Calcio, Hierro, y que se establezcan como máximo dos refrigerios.
 
En el desarrollo de estas dos etapas es recomendable que se ingieran diariamente alimentos que contengan Vitamina A (vegetales, lácteos, hígado) los cuales ayudan a la formación y mantenimiento de ojos, piel, cabello dientes y enzimas; Vitamina E (semillas, verduras de hoja verde, margarina) que forma las células sanguíneas, tejido muscular y antioxidantes.
 
La Vitamina K (Verduras de hoja verde, alfalfa y aceite de soya) para la coagulación de la sangre, la Vitamina C (cítricos, guayabas, tomates) que fortalece dientes, huesos, absorción de hierro y resistencia a resfriados, así como de Vitamina B12 (carnes rojas, huevo y lácteos) que incrementa en el organismo la producción de glóbulos rojos.
 
Para completar la alimentación de estos niños es necesario incluir productos que contengan Calcio (leche, yoghurt, pescado, carnes y cereales) para el fortalecimiento de dientes, huesos y regular la coagulación sanguínea y de aquellos que contengan Hierro (verduras, legumbres y cereales) para formar la hemoglobina y favorecer el transporte del oxígeno al cerebro.
 
Los infantes desarrollan de forma nata el interés por probar y conocer a través de boca, nariz, ojos y manos las texturas, sabores, colores, olores de todos aquellos objetos que los rodean, por la intriga que les causa y estimula su curiosidad, y con lo que se comienzan a familiarizar con el medio.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: