Alimentos integrales, ideales para niños obesos

El IMSS destaca que una alimentación balanceada ayuda a prevenir algunos problemas de salud a largo plazo que la diabetes puede causar.

04/07/2011 3:05
AA

 Una de las principales preocupaciones en la obesidad infantil, es que aumenta la incidencia de diabetes en niños desde los ocho años de edad, los cuales tienen un alto riesgo de enfrentar un coma en caso de no llevar una correcta alimentación.

 
El área de Nutrición y Dietética del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), apunta que los pequeños con diabetes enfrentan los mismos desafíos alimenticios que los adultos, principalmente el de mantener hábitos saludables, tarea que en la mayoría de las veces resulta difícil, por las antojos presentes en todo momento del día como son los dulces, chocolates y refrescos, entre otros.
 
Es  primordial controlar esta enfermedad en los niños, destaca la institución, lo cual se logra con un plan de alimentación que puede variar de acuerdo a las características de cada pequeño.
 
 Lo ideal, se puntualiza,  es proveer al menor con problemas de obesidad y diabetes, con productos bajos en grasa y sin azúcar -light- como leche, jugos, azúcar, refrescos; alimentos que contengan fibra (pan, cereales, manzana), leguminosas y cereales, como frijol, tortilla y pan integral, son algunos de los recomendados para consumir en mayor cantidad.
 
A partir de estos productos se puede lograr una alimentación balanceada, que les proporcione además un crecimiento normal y un peso saludable. Esto contempla la ingesta de carbohidratos como carne, huevo, legumbres, pan, papas; la leche también pertenece a éste grupo, al igual que la leche la cual debe de ser semidescremada.
 
En el caso de las frutas, al contener grandes cantidades de azúcar (fructosa), se recomienda que sea moderado su consumo; todo con el fin de mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajo control. La comida que ingieran los niños debe colaborar a mantener un rango saludable en los niveles de lípidos o grasas en la sangre (como colesterol y triglicéridos).
 
El IMSS destaca que una alimentación balanceada ayuda a prevenir algunos problemas de salud a largo plazo que la diabetes puede causar. No debemos confundir la alimentación que lleva un adulto con esta enfermedad, con la de un niño, ya que el metabolismo es diferente, así como los nutrientes que necesita un infante. Recordemos que ellos están en desarrollo y requieren de ciertos alimentos para poder alcanzar su nivel óptimo.
 
Finalmente, los especialistas en Nutrición del IMSS señalaron que, en caso de ser necesario, hay que llevar al niño al psicólogo, pues en ocasiones no pueden entender el por qué no pueden tener una alimentación como la de otros niños.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: