Alimentos que no son tan sanos como aparentan

Muchos contienen grasas saturadas o azúcares en bajas dosis

02/02/2017 4:03
AA

Comer de manera saludable evitando los alimentos ricos en grasas, azúcares y otros componentes dañinos para el organismo, ya no es sólo una recomendación, sino un estilo de vida que cada vez más personas adoptan.

Sin embargo, muchos de los alimentos que consideramos buenos, pueden provocar diversos daños porque contienen un porcentaje mínimo de grasas saturadas u otros ingredientes. Un ejemplo son los “libres de gluten”.

“Que un producto tenga etiqueta ‘libre de gluten’ significa que no contiene trigo, avena, cebada o centeno, pero eso no tiene nada que ver con la cantidad de grasa o de azúcares. Sería un snack saludable para un celíaco, pero puede ser un snack alto en calorías o en triglicéridos”, explica la doctora Paula Rosso, del Centro Médico Lajo Plaza.

Los alimentos veganos, son otros alimentos que no son tan sanos como dicen.

“Muchos están sobreprocesados y pierden el contenido o riqueza de sus nutrientes, o incluso se transforman y pueden perjudicar. Por ejemplo, los aceites vegetales hidrogenados se procesan muy mal y generan ácidos trans que suben el nivel de colesterol, como ocurre con las margarinas que están indicadas para veganos”, dice.

Asimismo, la especialista menciona que hay otros siete alimentos de los cuales no debes creer todo lo que se dice de ellos. ¡Conócelos!

Muesli

Es considerado sano pero el tostado de muchas mezclas se realiza con grasas trans y azúcar.

“Para que el muesli sea saludable es mejor que no sea tostado. Leamos los ingredientes de la caja para asegurarnos que existe un equilibrio de ácidos grasos [las necesidades básicas diarias son: 3.000 miligramos de Omega-6 y 2.640 miligramos de Omega-3]”, indica la doctora Elena Soria, nutricionista de la clínica Menorca.

Mezclas de frutos secos

Las bolsas que incluyen diversos tipos de frutos secos, aportan altos niveles de sal y azúcares.

Un puño puede contener más de 300 calorías, lo que es adecuado para quienes hacen deporte y quieren incrementar su resistencia, pero no para quienes son sedentarios.

“Todo depende de la cantidad. Si tomas una medida justa te aportan vitaminas (como la E) y aceites saludables (Omega 6 y Omega 3), pero, con exceso, son demasiado calóricos”, detalla la doctora Mar Mira, de la clínica Mira+Cueto.

Alimentos de sólo 100 calorías

Los productos que se anuncian con esta leyenda pueden tranquilizar nuestra conciencia, pero realmente pueden efectos negativos en la salud.

“Lo importante es ver de dónde proceden sus calorías. Si el 40% son hidratos, el 30% proteínas y el 30% restante grasas saludables, efectivamente, hablamos de un buen aperitivo, pero si son altos en carbohidratos y grasas, tienden a ser más fáciles de comer excesivamente, ya que vienen en porciones pequeñas y no nos llenan. Entonces, ya no son sanos”, dice la doctora Soria.

Barras energéticas

Se caracterizan por grandes cantidades de fructosa, azúcar, grasas saturadas e ingredientes sintéticos.

“Al no procurar una alimentación equilibrada, resultan en más cansancio o ansiedad por el hecho de no tomar comida convencional”, resalta la doctora Vicario.

Yoghurt helado

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), indica que este alimento contiene altos niveles de azúcares y grasas saturadas en comparación con un yoghurt normal.

“Si además añadimos toppings como galletas, dulces y chocolate caliente, podemos suponer que el número de calorías, grasas y azúcares se incrementa. Como capricho de un día, mejor sin nada o revestidos de fruta”, menciona Soria.

Licuados y smoothies

Aunque afirman ser 100% hechos de frutas, realmente lo que consumimos son calorías y nada de fibra, un elemento fundamental de toda fruta.

Asimismo, son elaborados con cremas, azúcar, grasas y conservantes.

Botanas de verduras

Las botanas que están hechas de verduras como zanahoria, papa o espinaca, aportan vitamina A y C, calcio y hierro, además de que ayudan a controlar el hambre y proporcionan energía para mantener el cuerpo en movimiento hasta la siguiente comida.

El problema es que son altos en calorías y grasa.

“Si es frito, no es un aperitivo muy sano que digamos. Mejor que las patatas de bolsa, pero igualmente cargados de triglicéridos”, dice Rosso.

(Con información de El País)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: