Amor de lejos ¿se puede?

Uno de los factores que marcará mucho el éxito o no de la pareja será el objetivo común de tener una convivencia juntos en un futuro.

19/09/2016 12:00
AA

Son muchas las parejas que actualmente mantienen su relación gracias a las nuevas tecnologías.

Las complicaciones que surgen durante una relación que se mantiene a distancia, ya sea por motivo de estudios, de trabajo o que simplemente no pueden estar juntos en ese momento, son muy diferentes de los problemas que pueden surgir en una pareja que se puede ver a diario.

El funcionamiento de este tipo de uniones dependerá de muchos rasgos de las personas que la componen. Uno de los factores que marcará mucho el éxito o no de la pareja será el objetivo común de tener una convivencia juntos en un futuro. Si no se encuentra este proyecto común en la pareja es muy complicado que se mantenga unida, ya que es muy improbable que se quiera estar a distancia sin una fecha límite.

Problemas

Este tipo de parejas no se pueden ver todo lo que desean por lo que «se produce un exceso de demanda, por miedo a no saber lo que hace la otra persona, explica Magdalena Salamanca, psicóloga especializada en terapias de pareja, familiares y sexuales, “el 90% es irreal, no está basado en nada en concreto, si no en pensamientos propios”. Los problemas además, pueden ser muy diferentes dependiendo de los factores que los causen, como la falta de dinero que imposibilite viajar, o la falta de tiempo para dedicarle a la otra persona.

La comunicación es lo principal en este tipo de uniones, si esta se interrumpe no habrá nada que sostenga la relación, por lo que puede llegar drásticamente a su fin.  Una comunicación deficitaria no ayuda a la creación del vínculo ni al conocimiento de la pareja.

¿La relación se inició a distancia?

También hay diferencias entre las parejas que inician una relación a distancia habiendo tenido antes cierto contacto físico, de aquellas que nunca han llegado apenas a verse en persona.

En los que no han tenido ningún contacto físico suele ser todo más intensoa través de la palabra todo se magnifica más. Algunos idealizan demasiado al otro y cuando ven la realidad se dan cuenta de que no es así, explica Magdalena. Por otro lado, la psicóloga Ruth Zazo señala que “los vínculos que se generan al haber convivido antes de la separación siembran una base que, de la otra manera, no se ha creado”. Esto no quiere decir que sin contacto previo no se puedan generar vínculos en la pareja, pero la convivencia y el contacto físico permite crear un ambiente común.

Visitar al otro

No hay duda de que cuantas más veces se puedan realizar visitas entre la pareja mejor funcionará la relación, pero ambas expertas coinciden en que cada pareja es un mundo en sí misma. Por lo tanto no se puede calcular un número concreto de veces en el que ambos deben verse en persona cada mes.

Afrontar los problemas

Las parejas más jóvenes pueden estar más acostumbradas a la distancia por el aumento del uso de páginas de internet donde encontrar pareja o conocer gente, páginas que hace años no existían, por lo tanto las tecnologías han servido como apoyo.

Aunque cuando se producen peleas o enfrentamientos en una pareja a distancia, la psicóloga Ruth Zazo aconseja el uso de videoconferencias, los pilares para que una relación a distancia funcione son la confianza y una buena comunicación. El poder observar no solo el lenguaje verbal sino también el no verbal, permitirá aumentar las probabilidades de entendimiento hacia el otro. Hay que tener en cuenta, según Ruth que los gestos y la entonación son importantes y que pueden mandarnos una mayor información que la palabra.

Nuevas tecnologías

Gracias a la existencia de medios son muchas las parejas que deciden mantener su relación a pesar de no poder verse tanto como les gustaría. Tecnología como Skype o Whatsapp ha permitido que el contacto entre unos y otros sea lo más real posible.

Aunque no todo es positivo en este campo, Magdalena comenta que incluso dichas aplicaciones pueden llegar a ser utilizadas por una de las partes de la pareja como un instrumento de control hacia el otro, “puedo saber cuando está conectado, cuando está en línea, donde está por su GPS. Hay personas demasiado dominantes” esto también puede perturbar la relación creando una situación de excesivo control por parte de uno de los dos.

(Con información de ABC Familia)

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: