Andar en bicicleta te pone de buen humor

Demián Gil, experto ciclista urbano y psicoterapeuta, comparte con SUMEDICO los beneficios de andar en bicicleta.

01/03/2011 8:17
AA

Más allá de ser una herramienta para la práctica meramente deportiva, o de servir como medio de transporte para aquellos nómadas que van de un lado a otro con su fuente de trabajo (un panadero, un afilador, un comerciante del vasto espectro culinario), la bicicleta se promueve como un medio de transporte alternativo que ayude a evitar la contaminación, el calentamiento global y, sobre todo, que sirva como agente de prevención contra problemas como obesidad, sobrepeso y sus daños colaterales: es decir que, la bicicleta, es un funcionario de la buena salud.

Para hablar sobre los beneficios saludables del uso de la bicicleta, SUMEDICO charló con Demián Gil Aldeco, psicoterapeuta, connotado ciclista urbano y miembro del colectivo Paseo a Ciegas y el club Bicitekas, los cuales bregan a diario por propagar el uso de la bicicleta como elemento lúdico, saludable y medio de transporte autosustentable. La cita fue en Paseo de la Reforma, entre cientos de ciclistas que, con diversos estilos, usan esa arteria de la ciudad de México como un espacio de difusión y entretenimiento saludable. 

Sobre el incremento popular que ha ido ganando la bicicleta sobre todo en la ciudad de México, para Gil Aldeco “es importante que se considere a la bicicleta como un medio de transporte”. De igual manera considera que es “un privilegio que debemos aprovechar el que exista la oportunidad de usar una vía como Avenida Paseo de la Reforma un día a la semana, porque incentivas a las personas para usar la bicicleta como un medio de transporte y como un medio para ver por tu salud. Es un impacto importante”.

Respecto a los beneficios en la salud que se adquieren por el uso continuo de la bicicleta, Aldeco considera que “la parte más importante del uso de la bicicleta es que podemos movernos, que podemos ayudar a nuestro cuerpo saliendo de casa, que podemos movernos haciendo uso de la bicicleta”.

No obstante, Gil Aldeco agrega un rasgo que no se había tomado en cuenta respecto al uso continuo de la bicicleta, y que “va más allá de luchar contra esos problemas metabólicos como la obesidad, el sobrepeso y sus enfermedades derivadas como la diabetes, los triglicéridos altos, la hipertensión arterial, el colesterol alto y otras enfermedades cardiovasculares, porque la bicicleta hace algo muy importante, sobre todo para los que tenemos que interactuar en una ciudad como ésta: nos levanta el ánimo; andar en bici te pone de buen humor. Si por una u otra razón tenemos signos depresivos, andar en bicicleta los disminuye, porque nos mantiene alertas”.

El primer paso para comenzar a pedalear

Como con cualquier actividad deportiva y lúdica (ahora también social), lo primero que se debe hacer es animarse  montar una bicicleta para dar un paseo.

“El paso que sigue después de animarte a salir a andar en bicicleta por la calle es comenzar haciendo un recorrido corto. Tengo la impresión, por las experiencias que he vivido, de que a la gente le da miedo usar la bicicleta. No forzosamente deben intentar hacer un recorrido lejano desde el principio. Puedes comenzar un fin de semana haciendo un recorrido pequeño, tal vez ir al supermercado que se encuentra, digamos, a 2 kilómetros de tu casa, un recorrido que puedes hacer muy bien en tu bicicleta –comenta Demián–. Después de eso ya intentas incrementar, poco a poco, las distancias”. 
 

El equipamiento necesario

Contrario a lo que pudiera pensarse, el equipamiento es mínimo; no así las precauciones.

Equipo básico

Bicicleta: “Debe estar en el mejor estado posible para evitar accidentes y problemas cuando vayas pedaleando. Cuando digo en el mejor estado justamente a eso me refiero. Y no necesariamente debes tener en tu bicicleta los componentes o refacciones más caros del mercado, con los básicos es suficiente. Saber que tienes buenos frenos, buena cadena, llantas en buen estado”, asegura Gil Aldeco.

Casco: “Existen ideas que se contradicen respecto al casco. Mucha gente que tiene mucho tiempo pedaleando no lo utiliza, sin embargo, es muy importante, aunque, en ese caso, es decisión personal; sin embargo, cuando comienzas es indispensable utilizarlo”, comenta Demián.

Reflejantes: “Estos son muy importantes, porque una luz bien colocada te hace visible para los conductores si es que circulas en la tarde o en la noche. Luces o reflejantes deben ir colocados en la bicicleta, en tu cuerpo y en tu espalda o la mochila, si es que la utilizas. No importan las distancias,  aún yendo cerca es necesario que las utilices”, afirma. 

Calentamiento especial

“A diferencia de otros deportes, andar en bici no requiere de algún calentamiento especial, a menos que vayas a entrar en una competencia y el rendimiento sea más exigente. Pero cuando utilizas la bicicleta como medio de transporte o bien para dar un paseo, el calentamiento lo vas teniendo poco a poco, tu cuerpo se calienta conforme pedaleas y vas avanzando. Claro que debes ir poco a poco, con calma, de otra forma sí puedes lastimarte o sobrecargar tus músculos.

“Lo más importante es saber que vas a subir a tu bicicleta bien concentrado y contento, con eso basta”, asegura Gil Aldeco.

Finalmente, el psicoterapeuta y ciclista urbano, invita a las personas a usar la bicicleta.

“Los animaría diciéndoles que al subirte a la bicicleta la perspectiva de la ciudad y del modo en que podemos convivir te cambia, cambia la manera como percibes la ciudad, que regularmente es estresante. Yo los invito a hacer el ejercicio de usar la bicicleta a una distancia corta para estar contentos, tener buena salud y no contaminar”, asegura.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: