Ansiedad y depresión aumentan riesgo cardiaco

Enfermedades emocionales inciden directamente en pacientes que padecen alguna enfermedad cardiovascular, dice estudio.

20/03/2013 5:36
AA

Enfermedades emocionales como ansiedad aumentan hasta un 100% el riesgo de morir por un mal cardiovascular en aquellas personas que padecen una patología de este tipo, dice un estudio dirigido por Lana Watkins, profesora asociada de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento del Centro Médico de la Universidad Duke en Durham, Carolina del Norte, en Estados Unidos.

Sin embargo, el estudio va más allá, ya que sugiere que aquellos que además de tener una mal cardíaco también padecen ansiedad y depresión tienen un triple de riesgo de morir.

“Muchos estudios han relacionado la depresión con un mayor riesgo de muerte en pacientes con enfermedad cardiaca. Pero la ansiedad no ha recibido tanta atención”, dijo la investigadora.

A partir de los estudios, la Asociación Americana del Corazón recomienda que los pacientes cardiovasculares sean atendidos por especialistas si es que padecen depresión, además de que es necesario considerar a la ansiedad como una enfermedad tan importante como la depresión.

Los investigadores hicieron un seguimiento de tres años a más de 900 pacientes, 133 de ellos fallecieron, 55 padecían ansiedad, depresión o ambas enfermedades, y la mayoría de las muertes: 93, estaban relacionadas con el corazón.

Los investigadores señalan que las personas que se preocupan demasiado son más propensos a tener dificultades para dormir, y desarrollan hipertensión arterial, y añadieron que la relación entre depresión y mortalidad se orienta más hacia factores de riesgo conductuales.

Otro estudio al respecto señala que los pacientes con insuficiencia cardíaca tienen hasta cuatro veces más riesgo de morir si tienen un nivel moderado o severo de depresión. Dicho estudio fue publicado en ‘Circulation: Heart Failure, un American Heart Association Journal’.

A este respecto Alanna M. Chamberlain, líder principal del estudio y profesora asistente de Epidemiología en el Departamento de Investigación de Ciencias de la Salud Ciencias de la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota, señaló que “la depresión es un factor clave de uso sanitario en la insuficiencia cardiaca. Los programas de tratamiento deben adaptarse a las necesidades de cada paciente, con mayor énfasis en el manejo de la depresión a través de medicamentos o intervenciones de estilo de vida”, señaló. (Con información de Europa Press)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: