Antiácidos perjudican a vitamina B12

La carencia de esta vitamina encontrada en los alimentos puede ser causada al consumo de medicamentos contra la acidez estomacal.

12/12/2013 8:11
AA

Una baja de vitaminas en el organismo como en el caso de la B12, puede ocasionar demencia, anemia y otros padecimientos. Un nuevo estudio vincula la carencia de esta vitamina con el consumo de antiácidos como el omeprazol, conocidos también en el mundo científico como “inhibidor de la bomba de protones”. Se calcula que entre un 10 y 15 por ciento de lso adultos mayores de 60 años tienen una deficiencia de vitamina B12, esto es porque su estómago no absorbe la vitamina como debe gracias a su nivel de ácido gástrico.

Para aprovechar a la vitamina B12 es necesario que el estómago funcione normal al igual que el páncreas y el intestino delgado. El ácido gástrico es indispensable en este proceso porque libera este elemento, encontrado en los alimentos como la carne permitiendo se una a otras vitaminas. Si el ácido del estómago reduce (como cuando se ingieren antiácidos) esta unión no se produce y tampoco la absorción completa de vitamina. Si continúa en un nivel bajo, derivará múltiples problemas.

La organización Kaiser Permanente, evaluó dicha relación  en un grupo poblacional  de  25 mil 956 pacientes diagnosticados con déficit de esta vitamina comparándolos con 184 mil 199 personas sin este trastorno entre 1997 y 2011. También se controló su exposición a fármacos antiulcerosos: inhibidores de la bomba de protones y antagonistas de los receptores H2 de la histamina, comúnmente conocidos como comerciales dentro de lso cuales está el omeprazol o el exomeprazol además de la ranitidina o la famotidina.

Tiempo y dosis

El análisis, publicado en la revista Journal of the American Medical Association, se declaró que quienes tomaron diario un medicamento del grupo de omeprazol durante 2 o más años tenían un 65 por ciento más de probabilidades de niveles bajos en vitamina B12 que quienes no habían ingerido estos fármacos durante un periodo tan prolongado. También aquellos que se medicaron con productos del segundo grupo presentaban un riesgo un 25 por ciento más de este déficit vitamínico. En cuanto a las dosis más peligrosas, se comprobó que tomar diariamente 1.5 comprimidos se asoció con un riesgo un 95 por ciento superior a esta deficiencia en comparación cuando la ingesta diaria era inferior a 0.7 píldoras.

José Luis Llisterri, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) explicó que «este vínculo se conoce por los médicos, el problema es la excesiva de omeprazol , segundo principio activo con el cual la gente se automedica más después del paracetamol y por encima del ibuprofeno, su consumo es excesivo”.

Su acción inhibe el contenido ácido del estómago que es el que genera las molestias en personas con hernia de hiato. «Los pacientes con esofagitis por reflujo gastroesofágico y los de esófago de Barrett requieren una inhibición crónica de la secreción ácida. Pero el mensaje que se traduce de este estudio es que si se prescribe una dosis alta de esta medicación porque hay mucho ardor, se debería bajar tan pronto como se pueda (por ejemplo de 40 miligramos a 20) y parar el tratamiento al cabo de un tiempo, por lo menos hacer descansos, ya que con esto se recupera la absorción de la vitamina B12», mencionó  Llisterri.

Por otro lado, los médicos insisten en no confundir este tipo de fármacos con otros denominados genéricamente antiácidos, aptos para eliminar puntualmente la acidez tras una ingesta copiosa. «El más popular es el bicarbonato de sodio que por suerte se dejó de utilizar, ya que es un producto que neutraliza la secreción ácida pero cuando pasa su efecto se produce un efecto rebote, es decir, se genera más secreción ácida», concluyó Llisterri.

(Con información de El Mundo)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: