Antibióticos sanan, pero dañan intestino

Los efectos colaterales de los antibióticos, pueden dañar al intestino por varios años, aun cuando se ha suspendido su uso.

04/11/2010 5:53
AA

Todos alguna vez se han visto en la necesidad de tomar antibióticos para terminar con alguna bacteria que perjudica la salud, aunque aquí muchas veces aplica el dicho “salió más caro el remedio que la enfermedad”.

Es bien sabido que este tipo de fármacos alteran la flora, sin embargo, un estudio sueco publicado en la revista Microbiology encontró que los efectos pueden mantener esa alteración hasta dos años después de haber administrado el fármaco.

¿Qué significa esto? Según Cecilia Jernberg, autora principal de dicho trabajo, “aumenta el riesgo de infecciones, se reduce el éxito de futuros tratamientos con antibióticos y se producen nuevas cepas de bacterias resistentes a estos fármacos.

Según los especialistas, la flora intestinal es un conjunto de bacterias ‘buenas’ y ‘malas’ localizadas en el aparato digestivo, fundamentales para proteger al intestino de infecciones. Con el uso de antibióticos, “el equilibro de la flora se rompe y se modifica su composición”, explica Miguel Rivero, especialista de digestivo del Hospital Sureste de Madrid. Hasta ahora, “pensábamos que la flora se reestablecía [de forma natural] en unas dos semanas, como mucho un mes”.

Sin embargo, este estudio demuestra que el desequilibrio bacteriano podría “extenderse hasta dos años, incluso con tratamientos cortos, de tan sólo siete días”, apuntan los autores suecos. Esto significaría, añaden, que “se pueden desencadenar nuevas enfermedades y los microorganismos resistentes a los antibióticos se desarrollarían aún más”.

“A diferencia de los anteriores trabajos, éste se centra en métodos moleculares, no en cultivos. Es decir, no analiza tanto la cantidad de las bacterias como la calidad e incluye especies descartadas en anteriores ocasiones. Además, los autores han utilizado técnicas más sensibles para detectar alteraciones”, señala el doctor Rivero.

Dados los resultados, los responsables de la investigación sugieren que “se utilicen los antibióticos con cautela, ya que no hay nada para la resistencia a estos fármacos”. Y agrega: “El desarrollo de nuevos antibióticos es lento, por lo que deberíamos hacer un buen uso de los existentes”.

Lo mismo piensa Rivero: “Es importante ser más racional en el uso de estos medicamentos y restringirlos a las personas que realmente lo necesitan”.

Casualmente, se han reunido esta semana en Barcelona especialistas en Microbiología, Infectología e Inmunología. Al igual que los investigadores suecos y el doctor Rivero, alertan de la necesidad “urgente” de que los españoles limiten su consumo de antibióticos, para preservar su eficacia futura. Subrayan, además, que ya “no es excepcional” que los hospitales atiendan a pacientes infectados por microorganismos totalmente resistentes a estos medicamentos, lo que constituye un problema para los sistemas de salud.

En la actualidad, concluyen, “el uso prudente y adecuado de los antibióticos disponibles ya no es una recomendación, sino una urgencia”. (Con información de El Mundo)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: