Apego, más importante que el mismo tratamiento

La adherencia a los medicamentos ayuda no sólo al paciente sino a evitar que colapsen los sistemas de salud, indicaron especialistas.

23/01/2013 2:05
AA

Menos del 50% de los pacientes con enfermedades crónicas como diabetes o males cardiovasculares como hipertensión tienen apego a su tratamiento y, además, menos de ese 50% cuenta con un buen tratamiento, enfatizó el doctor Enrique Orozco, médico cirujano por la UNAM.

De acuerdo con especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el factor primordial para tener un buen control de la enfermedad, por encima inclusive del tratamiento mismo, es la adherencia al tratamiento, la cual está definida como el “grado de conciencia entre la prescripción médica y el comportamiento del paciente”.

De acuerdo con el doctor Orozco, el 50% del que se hablaba anteriormente pertenece a países desarrollados, mientras que en países en país de desarrollo, como México, “el apego al tratamiento registra una cifra mucho menor”.

Entre las principales causas que el especialista mencionó, que obran como obstáculos para que un paciente tenga apego por el tratamiento que está recibiendo, se encuentran los hábitos del paciente, la falta de información y problemas socioeconómicos, además de la relación que hay entre médico y paciente.

“Si conseguimos aumentar la adherencia a los tratamientos, será posible generar una repercusión importante en la salud de la población, inclusive sobre cualquier mejora que se pueda realizar sobre los mismos tratamientos”, indicó el especialista.

El doctor señaló también que así como existen factores que condicionan la poca adherencia al tratamiento, también hay consecuencias, y éstas se traducen como un deterioro para la salud del paciente, ”así como un aumento en el gasto económico derivado de la atención médica que requerirá el paciente, hasta derivar en la hospitalización”.

Indicó que esta situación puede referirse de una manera muy simple: “El medicamento no funciona si el paciente no se los toma”.

“El tratamiento no es sólo tarea y responsabilidad del médico”, explicó, e indicó que de ahí deriva el concepto de ‘toma de decisiones compartidas’, en donde al paciente se le da el poder de decidir sobre su enfermedad, después de recibir la información necesaria sobre su padecimiento y su tratamiento, además del seguimiento que le hará el médico.

Por su parte, el doctor Luis Alcocer, presidente emérito de Latin American Society of Hypertension (LASH), fue enfático al señalar que “la adherencia al tratamiento no sólo traerá beneficios a los pacientes, sino impacta de manera favorable en los gastos de los sistemas de salud, a que, por ejemplo, en México, cerca del 50% del presupuesto de salud se invierte en el tratamiento de enfermedades crónico-degenerativas”.

Explicó que cuando no se cumple con el tratamiento de una enfermedad crónica, como la diabetes o la hipertensión, a causa de la condición socioeconómica, el gasto posterior que debe hacerse cuando comienzan a aflorar las consecuencias se multiplica por cuatro.

“Si algo tienen las enfermedades crónicas es que son de diagnóstico fácil  y son controlables. Por ello, cuando se cumple con el tratamiento, los pacientes pueden tener calidad de vida”, señaló.

Finalmente, el doctor Alcocer resumió el concepto de adherencia o apego al tratamiento como la suma de cumplimiento y persistencia.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: