Aprende a cambiar el pañal

Es una tarea que se tiene que hacer rápido y de manera higiénica, para evitar que el bebé se ensucie otra parte del cuerpo.

19/01/2011 12:11
AA

Una de las tareas básicas al momento de ser papás  y que pueden resultar toda una odisea es el cambio de pañal. Se debe tener a la mano lo indispensable para la higiene del bebé; cuidar no ensuciar la base donde sea colocado para que no se ensucie otra parte de su cuerpo; cambiarlo rápidamente para que no le de mucho frío y  ¡ vuelva a orinar o evacuar al momento del cambio, o apenas concluido esto!
 
En charla con SUMEDICO, el pediatra Horacio Reyes Vázquez, especialista en medicina interna pediátrica, indica que si bien todo esto puede resultar hasta divertido, para los papás, especialmente si son primerizos, aparece como una ardua labor, “sobre todo si se considera que se deben hacer 10 cambios en el curso del día, es decir cada dos horas en promedio”.
 
Pero en realidad no es una tarea tan complicada, afirma, basta con seguir unos sencillos pasos.
 
Se debe tener a la mano todo lo necesario, pues lo ideal es no dejar al bebé solo en el cambiador, en principio es recomendable hacer una lista:  un pañal limpio (si se usan de tela, seguros y fajero),  crema especial de limpieza;  toallitas húmedas ó telas y bolitas de algodón humedecidas.
 
El bebé debe ser colocado en una superficie plana, boca arriba, para proceder a retirar el pañal sucio, debiéndose cuidar siempre de sostener bien su cabeza y no jalarlo de las piernas o brazos, pues sus articulaciones son muy débiles y pueden provocarse luxaciones. Si el bebé es varón, se debe tener mayor cuidado al retirar el pañal pues el contacto con el aire puede hacerlo orinar nuevamente.
 
Al asear, hágalo de manera suave pues la piel es muy delicada. Si es el caso de una nena, debe limpiarla  de delante hacia atrás para evitar posibles infecciones de las vías urinarias, para evitar estos riesgos se debe también eliminar el talco pues puede  entrar a través de la vulva y ocasionar flujo vaginal.
 
Dermatitis del pañal
 
Es frecuente que los padres primerizos se espanten al ver que en la zona del sexo y nalgas  de su bebé aparecen granitos rojos, a esto se le conoce como dermatitis del pañal, esto es consecuencia de dejarlo por mucho tiempo con el pañal húmedo, de ahí que la se hable de por lo menos 10 cambios al día, pues su piel es muy delicada, explica el pediatra Horacio Reyes.
 
Indicó que esta erupción desaparece con un baño caliente, crema especial para el bebé y dejándo sin pañales por un par de horas, para ventilar la piel.
 
El especialista desacó que la dermatitis del pañal es sumamente molesta para los bebés, por lo que para evitarla deben seguirse las siguientes recomendaciones:
 
Cambio frecuente de   pañales.
 
No deje de limpiar en cada cambio,  con agua y jabón o un toallita desechable.
 
Aplique una crema o pomada “de barrera”. Las má recomendadas por los pediatras son las que contienen óxido de zinc porque forman una barrera contra la humedad.
 
Si usa pañales de tela, deben lavarse  con detergentes que no contengan colorantes ni perfume.
 
Deje al bebé completamente desnudito durante parte del día para que “respire” la piel.
 
El doctor Reyes puntualizó que si bien la dermatitis es habitual, los papás deben estar atentos de que no persista más de 3 días, de ser así se debe recurrir de inmediato al pediatra pues podría existir una infección por hongos que debe tratarse con un medicamento específico.
 
La elección del pañal

Existe una tendencia por regresar a los pañales de tela, lo cual es sano para la piel del bebé pues lo mejor para esta es el algodón, además de que hay ventajas ecológicas, así como económicas, pues hay un ahorro de hasta 60 por ciento en su compra, asguró el pediatra Horacio Reyes.
 
Sin embargo, reconoció, prevalece el uso de los desechables, pese a ser muy caros y nada ecológicos.
 
Al respecto, las mismas empresas fabricantes de pañales hacen las siguientes recomendaciones para la adecuada elección:
 
Para  recién nacidos, que duermen gran parte del día, conviene comprar un pañal con una buena cobertura de barreras antiescurrimientos en los laterales, para evitar que nada se salga.
 
 
Es básico  usar los pañales que se adecúen al peso del  bebé, pues es la única manera de asegurar su comodidad. En caso de que se acerque al límite superior, más vale pasar a la categoría siguiente.
 
Cuando el bebé ya comienza a gatear y moverse, lo fundamental es la absorción del pañal (cuanto más alta mejor). También se debe considerar  velocidad de absorción y  capacidad para mantener seca la superficie.
Pañales con canales neutralizadores, combinados con algún gel absorvente.
 
Otra opción para el cuidado de la piel son los pañales hipoalergénicos, pues dismunuyen riesgos de irritaciones.
 
También se ofrecen los pañales ecológicos, los cuales reutilizan varias veces, y después desechar sin dañar el medio ambiente, pero resultan muy caros. Además, a pesar de que están elaborados con tejido orgánico biodegradable, emplean muchos recursos naturales en su fabricación, por lo que resultan menos verdes que los tradicionales de tela.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: