Aprende a convencer a tu oponente

La velocidad con que hablas al exponer un argumento es determinante para que la gente crea en lo que dices.

23/05/2011 7:06
AA

La persuasión es un arte y la mejor manera de convencer a alguien para que cambie de opinión
es hablar moderadamente rápido, con pausas frecuentes y evitar demostrarse muy entusiasta,
aseguran expertos del Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan.

Los expertos analizaron cómo la forma de hablar influye en las decisiones que toman los  otros, para ello estudiaron 1.400 llamadas telefónicas en las que se intentó convencer a la  gente de que contestaran un sondeo telefónico.

Los factores que se estudiaron fueron: la velocidad y fluidez del habla, así como las inflexiones en el tono de voz.

Con estas bases, los investigadores llegaron a dos conclusiones:

  • Qué aquel que habla muy rápido corre el riesgo de ser considerado charlatán
  • A los que hablan lento se les ve como poco inteligentes o muy pedantes.

José Benki experto en psicología del lenguaje y encargado de hacer el estudio, presentó los
resultados en la reunión anual de la Asociación Estadounidense para la Investigación de la
Opinión Pública.

Ademas de la velocidad con que se habla,también es importante el tono de voz, señala la
investigación que financió la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos.

Benki señala que el grupo de expertos que realizó el estudio pensaba que las personas que
suenan animadas y alegres tendrían mayor poder de convencimiento, pero no fue una constante
durante en los resultados de la investigación.

Así que al tratar de persuadir a alguien, no uses inflexiones de voz que pueden hacer parecer la conversación como falsa o que estás esforzándote por obtener un respuesta. “Al final resulta contraproducente y hace a la gente más renuente”, agrega el investigador.

El estudio también investigó si el tono de voz tenía alguna influencia al tratar de persuadir
a la gente partiendo de que por lo general los hombres tienen voces más graves y la mujeres
más agudas.

Los expertos encontraron que los hombres con voces agudas no obtuvieron buenos resultados al momento de tratar de que la gente contestara el sondeo telefónico, pero no encontraron una
distinción clara entre los resultados de las entrevistas que realizaron las mujeres.

Las pausas al hablar también fueron importantes, aquellos que hacen pausas cortas con
frecuencia obtuvieron buenos resultados, de hecho, mejores de los que hablaban con fluidez.
Y los entrevistadores que no hicieron pausas, fueron los que obtuvieron peores resultados.

José Beki, señala en síntesis que la investigación fue importante porque demostró que “no
importa lo que dices, sino cómo lo dices”.

(Con información de bbcmundo)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: