Aprende a manejar tu lenguaje corporal

Es importante que sepas como manejar las situaciones al tener una junta laboral o en la convivencia diaria.

22/03/2011 9:53
AA

En el trabajo, con la pareja o en la vida diaria, conocer el significado del lenguaje corporal puede ayudarnos a concretar más rápido los objetivos o a llevar un trato más cordial y sano.

La psicóloga Grisel Concha explica, en entrevista con SUMEDICO, comparte los siguientes consejos en caso de que se vaya a presentar al jefe un proyecto:

  • Hacerlo cuando el jefe no tiene prisa, cuando no está enojado y en 15 minutos o menos.
  • Es importante ensayar lo que vamos a decir con alguien a quien le tengamos confianza para que nos diga cómo nos observa en cuanto a postura, tono y volumen de voz y fluidez.
  • Preparar respuesta para toda posible pregunta y jamás confiarnos en que como es nuestro proyecto tenemos todo bajo control.
  • Siempre que queramos dar una impresión de algún tipo para algo especial hay que verse en el espejo y grabarse para darnos cuenta de en realidad que estamos dando a entender con nuestras actitudes y movimientos y trabajar con lo que haya que corregir.

Aprende a leer las señales ocultas

En la convivencia cotidiana, podemos percatarnos que cuando preguntamos a alguien ¿cómo estás? Y lejos de obtener como respuesta un “bien”  fluido y sin presiones, la persona tuvo que respirar primero, es porque hay algo que no está tan bien en realidad.

Para detectar agresividad tan sólo hay que ver las reacciones de las personas ante distintos escenarios.

  • Si le sirven un plato con sopa quemada y lejos de decir “oye corazón tu sopa está un poco quemada”, hay una reacción de azotar el plato contra el piso y un grito “de cómo que está quemada”, es un punto de atención
  • O cuando alguien lejos de llamarte amablemente golpea en la mesa donde estás para que voltees es otra conducta de alarma

¡Estás mintiendo!

En cuanto a las mentiras, podría decirse que es una conducta normal, especialmente en niños y adolescentes pero hay un punto en el que ya no es común, explica Grisel Concha, y eso es cuando “ya hay un uso de mentiras muy elaboradas, es ahí cuando hay que ver qué pasa y porque el niño o adolescente las confecciona con tantos detalles”.

Jamás se debe generalizar una actitud o conducta, pues puede ser que cierta situación esté poniendo ansioso o tenso a alguien, pero eso no significa que sea una persona ansiosa siempre, por ello nunca hay que descontextualizar una actitud o un comportamiento.

Incluso si un niño “le rompió la patita al conejo aunque no es algo normal, no significa que niño sea violento o un asesino en potencia, hay que ir al momento de los hechos y ver por qué tomo esta conducta en ese momento.

* Grisel Concha, Especialista en psicoterapia y constelaciones familiares
talleresyentrenamientos@gmail.com


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: