Aprende a amar intensamente sin apegos

Amar no significa depender de la otra persona ni dejar tu vida por hacerla feliz

06/03/2017 4:00
AA

Amar intensamente es una de las mejores emociones que se pueden tener, pues sientes que esa persona es la mejor que existe y con quien deseas compartir tu vida a cada momento; sin embargo, esto puede conducirnos a algo malo: el apego.

El apego es la dependencia por una persona, lo que conlleva a la pérdida de la dignidad, destrucción de la autoestima y temor, que no es para nada saludable, justificable ni lógico.

Para evitar esto, hay que aprender que amar no es depender de la otra persona, sino estar con él o ella porque así lo deseamos y porque no la necesitamos con suma obsesión, pero ¿cómo evitamos esto? Sólo hay que hacer cinco cosas.

No seas un “adicto afectivo”

Cuando en una relación hay apego es porque existen procesos psicológicos y afectivos muy concretos y complejos, como tener la necesidad de ser amado o tener la dosis de amor sin importar el dolor que se sienta o que la persona se autodestruya.

Lo más importante es ser conscientes de que quien ama de verdad invierte tiempo, dedicación y esfuerzos en dar felicidad. Amar es sentir alegría, complicidad, armonía y crecimiento, no dolor y angustia.

Asimismo, hay que entender que ser dependiente de alguien, provoca que nos convirtamos en marionetas.

No des todo por esa persona

Aunque sientas un gran amor, no debes dejar de hacer lo que te gusta por hacer feliz a la pareja.

Al amar debes hacerlo de forma madura, es decir, estando consiente de lo que sientes pero sin dejar toda tu vida por alguien, pues a la larga te hará sentir frustrado e infeliz.

Recuerda que pase lo que pase, lo primero siempre es quererte.

Establece límites

El amor tiene límites y fronteras que son infranqueables, las cuales debes tener claras desde el principio de la relación.

Para definir hasta dónde están permitidas las cosas, necesitas tener buena autoestima, defender tus valores y jamás dejar que destruyan su dignificad.

Si te empequeñecen, ridiculizan o te hacen sentir débil, esa persona no te ama.

Evita los amores infantiles y egocéntricos

Muchas personas anteponen sus necesidades frente a las de la pareja, quien es vista como alguien útil para llenar los espacios vacios, con la que calmar la soledad y que permita sentirse querido, pero sin devolverle nada a cambio.

Una relación de pareja saludable y feliz se caracteriza por dar y ofrecer, hablar y escuchar, reír y hacer reír, cuidar detalles, anteponer necesidades y cuidar y ser cuidado.

Primero aprende a amarte

Antes de buscar a la pareja ideal a quien puedas amar inmensamente, debes comenzar amándote a ti mismo.

Debes ser una persona sin vacíos, emocionalmente fuerte y llena de felicidad, alegría, motivaciones y sueños.

Una vez que te conviertas en esa persona fuerte, entonces podrás amar con la única intención de ser y hacer feliz a la pareja, y con quienes estás porque así lo deseas, no porque tu vida dependa de él o ella.

(Con información de Mejor con Salud)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: