Aprende a comer sano fuera de casa si tienes diabetes

Comer sano en la calle no es imposible, sólo hay qué saber cómo hacerlo

16/04/2017 1:35
AA

Al tener diabetes se debe seguir una dieta sana y equilibrada, lo que es sencillo cuando se come en casa, pero ¿qué hacer cuando estás fuera del hogar?

Para cualquier persona, tenga diabetes o no, comer sano fuera de casa puede convertirse en una de las misiones más difíciles, pues entre las principales ofertas alimenticias predomina la comida chatarra, la cual es rica en grasas y sal.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea imposible, sólo es necesario saber cómo comer.

Por ello, si tienes diabetes y no sabes cómo mantener una alimentación equilibrada cuando estés fuera de casa, algo muy común en vacaciones, a continuación te decimos algunos tips que te ayudarán.

Infórmate de los platillos

Pregunta a los encargados del establecimiento cómo están preparados los platillos y evita todos los que sean fritos o se acompañen de salsas pesadas.

Elige lo asado

Puedes elegir carne magra, pollo o pescado siempre que esté asado la parrilla, escalfado o cocido al horno.

Elige los alimentos bajos en grasas

Para que te orientes sobre qué pedir, solicítale al mesero que te muestre el menú de alimentos bajos en grasas que todos los restaurantes tienen.

No comas de más

No sientas que debes dejar el plato totalmente limpio o que debas llenarlo de comida.

Sírvete porciones adecuadas y aunque sea algo que te gusta mucho, no te excedas.

No ignores la barra de ensaladas

Agrega verduras a tus platillos y elige aderezos bajos en calorías. Si no los hay, pide que te los pongan a un lado de tu plato para que lo comas con moderación.

No olvides tu insulina

Si sabes que tu comida se retrasará, toma tu insulina a tiempo y de forma adecuada.

Mientras llega la hora de la comida, puedes comer una fruta u otro snack par que no te sientas mal.

Cuidado con los postres

Tener diabetes no significa que los postres están prohibidos, sino que sólo debes comerlos con moderación.

Puedes comer un poco de tu pastel favorito, si lo haces en bajas porciones y de preferencia elaborado sin azúcar o con sustitutos de ésta.

Para saber cuáles sí puedes comer, acude con tu médico.

(Con información de Harvard Medical School)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: