Aprende a estimular el clítoris y punto G al mismo tiempo

Conoce las siete posturas con las que podrás hacer una estimulación simultánea

08/08/2017 1:30
AA

Uno de los mayores placeres que tienen las mujeres durante el sexo, es la estimulación simultánea del clítoris y el punto G, ya que las hace gritar, vibrar y conocer orgasmos que jamás hubieran imaginado.

El problema es que muchos hombres no saben cómo hacerlo, lo que ocasiona que en lugar de felicidad, se tenga decepción, frustración y mucho enojo.

Ante todos los orgasmos que no han podido nacer por la falta de conocimientos sobre la estimulación, a continuación te decimos siete posturas que te ayudarán a estimular ambas zonas al mismo tiempo. ¡Toma nota!

Perro invertido

La mujer se acuesta boca arriba y el hombre se rodilla enfrente, mientras coloca las piernas de su pareja sobre el cuello. Para mayor comodidad, coloca una almohada debajo de la espalda.

Mientras el hombre se mueve uno de los dos puede presionar el abdomen inferior para estimularlo desde el exterior. Esto permitirá que el clítoris reciba un masaje rítmico que incrementará la excitación.

El vaquero

Ella se coloca boca arriba y él se sienta encima de forma recta mientras penetra.

De esta manera se apretará el clítoris contra el eje inferior o el hueso pélvico. Al mismo tiempo, él puede hacer pequeñas penetraciones poco profundas para alcanzar el punto G.

Vaquera invertida

Él se acuesta boca arriba y ella se sienta encima pero dándole la espalda.

Al hacer esto, la mujer tendrá el control del acto y se estimulará gratamente em punto G y el clítoris.

Maquinista

Ella de acuesta de lado y él se arrodilla enfrente, mientras se apoya sobre una pierna de su pareja y envuelve su torso con la otra.

Conforme se vaya moviendo, la pierna presionará el clítoris y también suavemente el abdomen, lo que estimulará el punto G.

De perrito

La mujer se pone de rodillas con las manos apoyadas en el suelo, mientras el hombre la penetra por detrás.

Aunque pueda parecer algo incómoda, esta postura permite una penetración más profunda y facilita la estimulación del punto G.

También pueden utilizar un vibrador o los dedos para estimular el clítoris.

Cuchara invertida

Ambos se acuestan de lado frente a frente, mientras el hombre da pequeñas penetraciones para alcanzar el punto G.

Esto también facilita la presión contra el clítoris.

Mujer arriba

Como si se tratará del misionero, la mujer se coloca arriba.

Hacerlo acelera el orgasmo por la doble estimulación, sobre todo si se mueven las caderas hasta encontrar el ángulo y ritmo más placentero.

Tip extra

Si no encuentran el punto G, él debe meter un dedo de forma lenta a la vagina en dirección hacia el ombligo.

Esta zona erógena se ubica entre la abertura de la vagina y el cuello del útero, y tiene una textura rugosa, por lo que sólo hay que rastrearlo.

(Con información de Women’s Health)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: