Artritis juvenil puede causar incapacidad grave

Esta enfermedad afecta a niños y jóvenes menores de 16 años de edad, pero cerca del 50% de ellos pueden arrastrarla hasta su adultez, dijo experta.

13/02/2013 11:18
AA

La artritis idiopática juvenil (AIJ) forma parte de un conjunto de enfermedades reumáticas que afectan a niños y jóvenes menores de 16 años de edad, cuyo curso es largo y se genera a partir de un ataque del sistema inmunitario contra las propias articulaciones del paciente, dijo a SUMEDICO la doctora Ana Guilaisne Bernard Medina, durante el XLI Congreso Mexicano de Reumatología, que se llevó a cabo en Puebla.

Uno de los objetivos del congreso, de acuerdo con la especialista, adscrita al Servicio de Reumatología del Hospital Civil de Guadalajara, es, “además de fomentar la comunicación entre el paciente con una enfermedad reumática y su médico, proporcionar a los pacientes la información necesaria para que entiendan su enfermedad y se hagan cargo de ella siguiendo su tratamiento y apoyando a los demás pacientes”.

Los dos temas principales del congreso fueron la artritis reumatoide y la artritis idiopática juvenil, alrededor de cuya información como sintomatología, causas y tratamientos se busca, principalmente, mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Sobre la AIJ, la doctora Bernard Medina señaló que se considera que al menos uno de cada mil niños menores de 16 años presenten artritis juvenil, “pero lo más importante que hay que considerar es que entre el 30 y el 50% de los pacientes mantendrán su enfermedad hasta la edad adulta”.

La especialista explicó que la AIJ puede afectar diversas articulaciones del cuerpo como rodillas, tobillos, así como articulaciones de manos y pies, además de tener un impacto directo, conforme avance la enfermedad, en los órganos internos.

No obstante, señaló que una de las principales consecuencias de una AIJ que no es atendida a tiempo puede provocar un grave caso de incapacitación, ya que al inflamarse las articulaciones no sólo se afecta el movimiento sino el desarrollo del sistema esquelético.

Diagnóstico oportuno

En el mismo sentido, el doctor Carlos Macías Ojeda, recientemente nombrado vicepresidente de la Fundación Mexicana para Enfermos Reumáticos (FUMERAC), señaló que el grado de incapacidad que la AIJ puede generar en una persona es variable, ya que depende del curso y la actividad de la enfermedad, “ya que cualquier enfermedad reumática que no es bien atendida puede producir, inclusive, una incapacidad permanente”.

“Lo más importante para el paciente es no perder tiempo, por eso se necesita un diagnóstico oportuno, ya que de otra forma nos quita entre seis y doce meses de acción contra la enfermedad, mientras ésta avanza y va generando cada vez más deterioro articular”, abundó el especialista.

Dijo también que al tener un buen diagnóstico, y a tiempo, es posible lograr que por medio de los tratamientos y las terapias físicas el paciente mantenga su calidad de vida, no obstante, señaló también que es importante que los médicos de primer contacto tengan la capacitación suficiente para identificar la enfermedad de forma oportuna y no sea necesario que el paciente tenga que ir a consultar hasta cinco o seis doctores sin llegar a una conclusión acertada.

“En la actualidad, en el Colegio Mexicano de Reumatología se cuenta con programas que se llaman Promédica Reumatológica, en los cuales se realizan cursos educativos para que los médicos de primer contacto tengan la información y las bases suficientes y proporcionen un diagnóstico atinado de forma temprana”, señaló el doctor Manuel Robles San Román, presidente saliente de la FUMERAC.

Finalmente, respecto a la AIJ, la doctora Bernard Medina pidió sobre todo a los padres de familia prestar atención a los síntomas que pueden ir definiendo la enfermedad, “para que se acuda de inmediato con un especialista y no se pierda tiempo precioso que deje avanzar a la enfermedad”, indicó.

Los principales síntomas de la AIJ, de acuerdo con la doctora Bernard Medina, también presidenta de “Una Sonrisa al Dolor, Asociación Civil de Pacientes Reumáticos”, son:

  • Dolor y calor en las articulaciones afectadas
  • Incapacidad o dificultad para moverse
  • Rigidez después de dormir o estar inactivo
  • Hinchazón o deformidad en las articulaciones
  • Malestar general
  • Fatiga

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: