Atacan males autoinmunes imitando un parásito

Científicos de la UNAM han conseguido atacar en ratones diversos males autoinmunes como esclerosis múltiple y colitis ulcerativa.

19/03/2013 4:04
AA

Uno de los mayores avatares para la medicina es enfrentar las enfermedades autoinmunes como artritis, diabetes tipo 1, esclerosis múltiple y colitis ulcerativa, en las cuales el sistema inmunitario desconoce al propio organismo y comienza a atacarlo.

No obstante, Luis Ignacio Terrazas Valdés, de la Unidad de Biomedicina de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM, desarrolló una estrategia para vencer a estas enfermedades, basándose en el comportamiento de los helmintos, unos gusanos que, al ingresar en un organismo, desactivan durante algunos días el sistema de defensa del cuerpo y pueden permanecer ocultos.

El científico refirió que lo más interesante es la manera como los gusanos pasan desapercibidos, en este caso con un modelo de cisticercosis, para el sistema de defensas del cuerpo.

Durante el experimento descubrieron que las células que son enviadas como respuesta ante el ataque de parásito en lugar de cumplir con su función defensiva, apagan la respuesta inmune sin afectar al invasor.

No obstante, los investigadores también hallaron una debilidad, ya que descubrieron que si matan a las células en tiempo real, es imposible que el parásito siga creciendo.

“Con este conocimiento, aprovechamos la capacidad del parásito de apagar la respuesta inflamatoria, para aplicarlo en enfermedades autoinmunes como artritis, diabetes tipo 1, esclerosis múltiple y colitis ulcerativa”, explicó el científico.

Hasta el momento se han hecho experimentos en laboratorio con buenos resultados, demostrando que el helminto entero con el que trabajan ha conseguido inhibir el desarrollo  de diabetes tipo 1, esclerosis múltiple y colitis ulcerativa en ratones.

“En cuanto identifiquemos a los receptores, queremos patentar las moléculas o el método como una terapia alternativa para combatir estas enfermedades autoinmunes, que tienen causas genéticas y ambientales y todavía no tienen cura”, concluyó el especialista. (Fuente: UNAM)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: