Con ataúdes buscan evitar suicidios

En la ceremonia de los falsos funerales, las personas se enfrentan a su muerte

12/10/2016 10:20
AA

En los últimos años las cifras de suicidios se han incrementando, sobre todo en los jóvenes, lo que representa un grave problema de salud.

Uno de los países con mayor número de suicidios es Corea del Sur, donde anualmente 29 de cada 100.000 habitantes deciden quitarse la vida, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Para evitarlo, Jeong Yong-Mun, del centro terapéutico Hyowon de Seúl, ha ideado un método un poco inusual: la ceremonia de los falsos funerales.

¿En qué consiste?

El objetivo de la ceremonia es propiciar que los pacientes con depresión y tendencias suicidas, se enfrenten simbólicamente a la muerte, con el fin de que encuentran sentido a su vida.

Cada paciente debe vestir túnicas blancas y amarillas, las cuales representan el luto en aquel país.

Posteriormente deben escribir su testamento, plasmar las cosas que nunca dijeron a sus seres queridos y disculparse por todo lo que les haga sentir culpables.

Al final, deben escribir una carta de despedida y leerla en voz alta al esto de los pacientes.

Una vez terminada esta parte, la persona se mete en un ataúd de madera y antes de cerrarlo, se les pide que piensen en una persona, la primera que se les venga a la mente y a quién quisieran ver antes de partir.

Cuando el ataúd se cierra, se les dice que están muriendo, que sus órganos se van apagando lentamente y que están desapareciendo.

Así permanecen 15 minutos, tiempo en el que deben reflexionar sobre la idea de la muerte y las razones que tienen para seguir viviendo.

“Esta excéntrica experiencia, cercana a la terapia de choque, pretende ayudar a los surcoreanos a hacer frente a sus propios problemas y a aceptarlos como parte de sus vidas”, explica Yong-mun a la BBC.

¿Cuál es su impacto en la sociedad?

El taller de Yong-Mun, tiene la intención de concienciar sobre cómo el suicidio es percibido culturalmente, pues en el país es un tema tabú al igual que la depresión.

“En Corea, las personas tienden a mantener sus problemas mentales y dificultades para sí mismos. Y si tuviera que decírselo a alguien, sería una vergüenza”, indica Taiyun Kim en el documental Kill me, Heal me de MEL Films que muestra cómo es el proceso que atraviesan los pacientes del Centro Hyowon.

Esta iniciativa ha sido aplaudida por diferentes sectores e incluso por empresas como es el caso de Samsung, quien invita a los empleados a participar en la terapia.

Aún no hay datos oficiales sobre la efectividad de la terapia, ya que como explica el doctor Jordi Blanch, presidente de la Sociedad Catalana de Psiquiatría y Salud Mental, hay otros factores involucrados en el suicidio.

“Hay que ser precavidos porque prevenir el suicidio es muy complejo. Aunque todas las posibles medidas son bienvenidas, no hay que utilizar sólo una de ellas”, concluye.

(Con información de BBC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: