Necesario priorizar atención a víctimas de explosiones

Se debe implementar el protocolo Triage para atender a víctimas de explosiones con quemaduras

04/02/2019 2:04
AA
víctimas de explosiones con quemaduras

Ante explosiones que provocan gran cantidad de lesionados México debe aplicar el protocolo de intervención conocido como triage, que consiste en evaluar a los lesionados para determinar quienes tienen más posibilidades de sobrevivir y que sean trasladados a las unidades especializadas en quemados, afirmó Fernando Sergio Luján Olivar, jefe de la Unidad de Quemados del hospital de Traumatología Victoria de la Fuente Narváez.

En entrevista con Su Médico, el especialista del Hospital Magdalena de las Salinas aseguró  que el país cuenta con expertos y con los recursos para atender a los pacientes quemados, pero destacó que es necesario crear un comité de emergencias que permita una reacción más rápida a contingencias.

Explicó que el triage es un protocolo que se utiliza a nivel internacional y que implementarlo en México ayudaría a atender a quienes tienen mayores expectativas de sobrevivir y de tener calidad de vida, y evitaría encarnizar a los pacientes que por el grado de quemaduras no podrán vivir.

Te recomendamos: Cáncer, nuevas armas para combatir un viejo enemigo

Atención a víctimas de explosiones, como en Tlahuelilpan

¿México está preparado para atender situaciones como la que se registró en Tlahuelilpan?

R: Para atender al quemado se requiere de una preparación muy específica, no se puede atender en cualquier hospital. Conozco a varios de mis compañeros que se han dedicado al paciente quemado, pero desgraciadamente todavía no tenemos esa simbiosis completa.

En lo que corresponde a mi unidad de quemados en el Instituto Mexicano del Seguro Social, sí podemos responder  a ciertas eventualidades porque contamos con el recurso humano, material y con gente preparada. Yo tengo médicos que tienen una preparación de por lo menos 15 años en el área de quemados y han tenido cursos específicos para su manejo, además de ser cirujanos plásticos estéticos y reconstructivos.

¿El gasto que implica atender a un gran quemado es una limitante?

R: El paciente quemado como tal sí consume mucho porque requiere de un manejo multidisciplinario, imagina cuánta gente está trabajando para un paciente quemado, si lo traducimos en costos, es excesivo. Si tu ves un paciente en un hospital privado con una quemadura extensa de 60%, en menos de una semana ya fueron 5 millones de pesos.

A un quemado extenso, con 40% de quemaduras en el cuerpo, todavía es permisible que le podamos ofrecer algo más, mejorar también su calidad de vida. Si alguien tiene 80% de quemaduras, tenemos un área sin piel muy grande y, ¿con qué la vamos a cubrir, con el 20%? Podemos mantenerlos con vida varios días, pero nunca va a ser la calidad de vida que quisiéramos.

Usted ha mencionado la necesidad de crear un comité de emergencia, ¿en qué consistiría?

R: Desde mi punto de vista, se tendrían que identificar las áreas donde sí ven quemados en México, hacer un directorio de toda la gente que tengamos esa capacidad.

Entonces, te imaginas tener un evento y que haya un equipo de respuesta inmediata ahí,  llevar médicos especializados en quemaduras y decir éste (lesionado) sí, tiene posibilidades de vivir, éste no. Suena cruel, pero así es, y eso se llama triage.

Debemos tener a los pacientes que podemos recuperar, no a los que por la evolución y por el porcentaje de quemadura no van a  vivir. Necesitamos tener gente en el evento inmediato y de ahí contar con un registro de todas las unidades que realmente ven quemados y su capacidad.

Eso es lo que se debe hacer en México, porque hay gente preparada, pero mientras no estemos organizados en un grupo específico de respuesta, van a mandar al paciente a un hospital que está cerca de donde se quemaron, donde no ven quemados y después nos lo van a mandar acá, pero ya complicado, no tiene caso.

¿Qué pasa con los pacientes que no tienen posibilidades de vivir?

R: Pues suena cruel, pero el triage ya nos lo dice, tú vas a gastar el recurso en los pacientes que tengan posibilidades, al que no las tiene llévalo al hospital ahí en su origen para que tenga una mejor calidad para morir.

¿Es cruel mantener con vida a pacientes que tienen pocas posibilidades?

R: Eso se llama encarnizar, tú tiene que tener una respuesta bien lógica a un evento. Si es un paciente que por las características su sobrevida es corta, no lo encarnices, que es todo lo que le vamos a hacer cuando lo tengamos acá, meterlo a  cirugía, estar metiéndole muchas vías por todos lados, sin asegurarle la vida.

¿En su carrera cuál ha sido el evento que más lo ha marcado?

R: Pues es que hay muchos eventos. Un ejemplo reciente, estaban haciéndole un rosario a un familiar que había fallecido y hubo una explosión de gas en su casa, se quemó toda la familia, esos eventos son de los que realmente te pegan.

El paciente quemado, desde nuestro punto de vista muy personal, es un paciente que ha hecho que avance la biotecnología para el manejo de las heridas por quemadura o cualquier otra.

Es un paciente que te da prestigio, porque aquí  en México vemos a infinidad de quemados, muchos más que en Estados Unidos, precisamente por la idiosincrasia del pueblo mexicano, por la necedad de usar cohetes o el evento actual (en Tlahuelilpan), la gasolina es inflamable, se están bañando en ella y quieren no quemarse, perdón, pero ese es de sentido común.

Todas esas situaciones las vemos aquí en México, que es un nicho de oportunidades para aprender quemados, hasta la gente de Estados Unidos viene por pacientes para llevarlos.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: