Cómo atender las quemaduras por accidente casero

Al presentarse una quemadura, hay cuatro pasos que debes seguir

20/12/2016 4:03
AA

La navidad es una de las épocas donde más lesiones se producen, sobre todo quemaduras en niños y adultos mayores.

En esta época se realizan una gran cantidad de actividades en la que participan niños y adultos mayores, quienes suelen entrar en contacto con cohetes o aparatos de cocina, y que infortunadamente los lesionan.

“Las principales que se producen en los menores son por parrillas eléctricas que generan calor, derrames de leche o agua caliente, y también por el manejo inapropiado de fuegos artificiales como los cohetes, que pueden explotar al friccionarse en los bolsillos”, explica la enfermera clínica Concepción García.

Otras causas de quemaduras

La especialista indica que las luces navideñas del árbol de navidad, son otro de los factores que provocan quemaduras, así como los focos que se utilizan para combatir el frío.

“No podemos olvidar que en esta temporada, muchas de estas personas pierden la capacidad de regular su temperatura corporal, por lo que a veces ellos mismos, o sus familiares, los exponen a focos o bolsas con agua hirviendo que colocan encima o muy cerca de su piel. Ésta al ser muy delgada, puede presentar una quemadura de segundo grado”, detalla.

Cuatro pasos para atender quemaduras

En caso de que algún miembro de la familia se queme, hay que actuar rápidamente siguiendo los siguientes cuatro pasos.

  1. Ubica la causa del accidente: detecta inmediatamente que provocó la lesión para que al acudir al hospital, el médico sepa qué hacer al momento.
  2. Detecta los daños visibles: no pierdas la calma y revisa a detalle la zona afectada. De igual manera observa si a persona está consciente, desorientada o tiene otro efecto inusual. Si la electricidad fue la culpable, revisa los puntos de entrada y salida de la corriente.
  3. Lava y protege la herida: limpia con agua y aplica cremas lubricantes como vaselinas. Si la herida está húmeda, coloca una gasa para mantener una hidratación idónea que favorezca la cicatrización.
  4. Acude al centro de salud: aun cuando no veas efectos graves, lo mejor es acudir a una valoración médica para que sepas qué cuidados debes tener y qué tratamiento requieres.

Recuerda que la prevención es la mejor arma contra los accidentes, así que asegúrate de tener en casa un botiquín básico y evita todas las zonas de peligro.

“Estar preparados para cualquier evento que pueda presentarse no implica que éste sucederá, pero en caso de que así sea podremos afrontarlo con mejores dispositivos médicos y cuidados, disminuyendo el temor e incertidumbre”, concluye García.


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: