10 remedios comunes a los padecimientos más frecuentes

Presión y azúcar baja, dolores de cabeza o garganta y resfriados, son algunos de los padecimientos más comunes.

09/04/2018 3:56
AA
automedicación y remedios caseros

En materia de salud y atención a las enfermedades, dos las principales problemáticas de los mexicanos radican en que no sabemos seguir las estrategias de prevención de los especialistas, pero en cambio acudimos a ciertos remedios caseros y a la automedicación para aliviar nuestros padecimientos.

El desconocimiento real de las enfermedades, falta de información y la injerencia de terceras personas cercanas (por lo general familiares), son algunas de las causantes de la automedicación, un problema que puede tornarse grave si recurrimos a remedios o medicamentos cuyos efectos secundarios no conocemos. Como reza el dicho: ” A veces lo barato o práctico sale más caro”.

Te recomendamos: Enfermedades que más afectan a los mexicanos

Automedicación: estrategia común vs padecimientos

Las autoridades sanitarias de nuestro país han tratado de emprender, durante muchos años, campañas y estrategias para prevenir y concientizar sobre el peligro de la automedicación. Ejemplo de ello es la venta de antibióticos sólo con receta médica; sin embargo, no se han tenido los resultados deseados.

Como parte del problema, las farmacéuticas no están exentas de su respectiva responsabilidad, pero corresponde a nosotros acudir a consulta médica para tener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

No obstante, continúa siendo una de las principales acciones de los mexicanos para combatir las enfermedades. De acuerdo con el doctor Carlos Federico Pineda Lozada, epidemiólogo del Centro de Salud TII El Arenal, La Raza, estas son las maneras en que la población trata de atender o aliviar los padecimientos más comunes:

Dolor de cabeza o migraña: Sin conocer el factor o causa, tomamos una pastilla (mejoral, neomelubrina o paracetamol, entre otros).

Presión arterial alta o baja: Por lo general no verificamos que la presión está por encima de los niveles adecuados, pero creemos que la tenemos y tomamos algún medicamento que sea para la presión o té de alpiste. En el caso de la presión baja, lo más frecuente es tomar un refresco de cola (coca cola).

Niveles bajos de azúcar: Al igual que con la presión baja, las personas toman un refresco de cola, comen un plátano o chocolate, sin realmente conocer sus niveles de glucosa en sangre.

Infecciones y malestares estomacales: Se recurren a dos remedios principalmente: un té que alivie el malestar, como el de hierbabuena o manzanilla, o bien tomar carbonato con limón o el clásico sal de uvas. Además, de los medicamentos que se venden sin receta.

Empacho o abdomen inflamado: Existe una gran tradición respecto a este padecimiento, incluso hay gente a la que se acude por su experiencia al atenderlo, ya que soban a la gente con “pan puerco” (crema o pomada). Sin embargo es muy importante revisar las causas y síntomas que acompañan a este malestar.

Gripe o resfriado. Lo más frecuente es tomar un antigripal de venta libre, o bien, remedios caseros con base en el consumo de vitamina C y cítricos.

Dolor de garganta: Mucha gente lo considera parte de los síntomas de un resfriado, pero puede tener varias causas. La infección es la más común. Sin embargo, las personas suelen medicarse o hacer un remedio de jugo de limón con miel, e incluso vinagre.

Fiebre: Es uno de los síntomas más claros de una infección, pero se comete el error de no considerar el cuadro completo y se busca aliviar como síntoma aislado muchas veces. Lo más común es tomar una pastilla (paracetamol, etc.).

Golpes en la cabeza. Si luego del golpe o contusión la personas no pierde el sentido, por lo general suele dársele una pastilla tipo paracetamol o naproxeno. Cuando hay pérdida de conocimiento, la gente sí acude al médico.

Tos: Es un caso similar al del resfriado y dolor de garganta. Realmente las personas se atienden hasta que presentan un cuadro de tos muy persistente. Lo más común es un medicamento o jarabe para expectorar, o bien un remedio casero tipo té de bugambilia.   

Reacciones alérgicas: De acuerdo con el especialista, cuando existe un cuadro alérgico generado por lo general por el polen, polvo o ciertos alimentos, muchas personas consumen almidón, limón con carbonato o leche, para contrarrestar sus efectos.

Conoce más sobre: ¿Qué es la EPOC y por qué es más común en las mexicanas?

Cabe destacar que en muchos de los casos, estos padecimientos forman parte de los síntomas de algunas enfermedades que requieren diagnóstico y tratamiento por parte de un especialista.

La automedicación o remedios caseros, en vez de acudir a consulta médica, conlleva que la consecuencia más probable de que tanto los síntomas, como la enfermedad, se agraven y puedan poner en riesgo nuestra salud. Así que, y tú, ¿has hecho alguno de estos remedios?   


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: