Bacterias intestinales posible causa de artritis

Científicos descubren que bacterias intestinales podrían desencadenar una respuesta inmunitaria y esta derivar en artritis reumatoide.

22/06/2010 9:51
AA

El  Colegio Mexicano de Reumatología ha advertido sobre la importancia de prevenir dicha enfermedad, pues su impacto es severo tanto para el paciente como su familia, pues causa discapacidad y, por ende deriva en pensiones tempranas.

Al conjuntarse las afectaciones físicas con los problemas económicos, el paciente cae en severos cuadros de depresión.

Se considera que en México 1.6 millones de personas sufren de artritis reumatoide, pero solamente 60 por ciento de quienes la padecen recibe el tratamiento adecuado, esto no obstante que con una atención oportuna es factible que mejore la  capacidad física de cada paciente  hasta en 20 o 30 años más.

En este sentido, las investigaciones a nivel mundial tienden a establecer con claridad las causas de la artritis, a fin de poder prevenirla con anticipación.

En experimentos preliminares con ratones, los científicos han hallado que las bacterias intestinales podrían desencadenar una respuesta inmunitaria que puede causar artritis reumatoide.

Los intestinos de todos los mamíferos están poblados por miles de distintos tipos de bacterias, muchas de las cuales son esenciales para desarrollar un sistema inmunitario normal. Sin embargo, los investigadores explicaron que algunas de esas bacterias también parecen tener que ver con el desarrollo de enfermedades autoinmunes.

“Se trata de un área de investigación importante y relativamente nueva”, explicó Diane Mathis, investigadora líder y profesora de patología de la Facultad de medicina de la Harvard.

Aunque estos experimentos con ratones aún son preliminares y los estudios con animales con frecuencia no alcanzan a producir resultados similares en seres humanos, los hallazgos podrían conducir a una manera nueva de considerar las enfermedades autoinmunes y hasta maneras nuevas de tratarlas o prevenirlas.

“Con el tiempo podría ser posible mejorar o proteger contra enfermedades autoinmunes humanas, como artritis y otras, tratando con probióticos, antibióticos u otros inhibidores de productos bacterianos”, señaló Mathis.

El informe aparece en la edición del 25 de junio de Immunity.

Para el estudio, Mathis y sus colegas cultivaron ratones para que fueran genéticamente propensos a desarrollar artritis en un ambiente libre de gérmenes. Estos ratones tenían menos anticuerpos que causan artritis que los ratones cultivados en un ambiente normal.

Sin embargo, cuando los ratones fueron colocados en un ambiente libre de gérmenes y se les implantaron bacterias filamentosas segmentadas, un tipo común de bacteria intestinal, en el estómago, los animales comenzaron rápidamente a producir anticuerpos y desarrollaron artritis en cuestión de cuatro días, según hallaron los investigadores.

“Es importante reconocer que las personas no adquieren artritis por infecciones bacterianas”, aseguró Mathis. “En cambio, las bacterias desencadenan un programa que se ejecuta en un ambiente genéticamente susceptible”.

En este caso, las bacterias hacen que los ratones fabriquen más de cierto tipo de glóbulo blanco. El sistema inmunitario reacciona a estas células como anticuerpos amenazadores que, a su vez, desencadena artritis reumatoide, explicó Mathis.

Esta investigación fue financiada por los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

La noción de que las bacterias del estómago pueden afectar el desarrollo de enfermedades autoinmunes, como artritis reumatoide no resulta descabellado, pues estas bacterias se han relacionado con el síndrome de colon irritable y otras enfermedades de ese tipo.

Por ejemplo, las úlceras estomacales son causadas por bacterias y tratadas con éxito con antibióticos.

La Dra. Nancy Klimas, profesora de medicina de la Facultad de medicina Miller de la Universidad de Miami y especialista en inmunología, señaló que “que este concepto de que la flora intestinal es importante para la salud humana es radical, aunque recientemente se está adoptando más y más”.

Klimas anotó que un tipo grave de artritis conocida como artritis reactiva, anteriormente como síndrome de Reiter, es causada por susceptibilidad genética y desencadenada por una infección.

“Usted puede pasar toda su vida con ese gen por ahí y nunca tener problemas de salud, pero si adquiere ciertas infecciones agudas, éstas pueden desencadenar una respuesta inflamatoria enorme y usted terminará con artritis para toda la vida”, señaló.

En el futuro, cambiar las bacterias del intestino podría prevenir o tratar algunas de estas enfermedades, aseguró Klimas. “Esta es una manera nueva y emocionante de pensar y, ciertamente, podría cambiar la manera como practicamos la medicina”.

Klimas especuló que el exceso de uso de antibióticos podría estar cambiando el ambiente bacteriano del estómago y causar aumentos drásticos en las enfermedades.

“Esto incrementa la posibilidad de que cuando se ven enfermedades que parecen ser inflamatorias o autoinmunes, esta flora del intestino podría tener que ver”, dijo.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: