Baja autoestima se presenta en niños guapos

Los preadolescentes atractivos suelen perder la confianza por las enormes expectativas que tienen de su desempeño los adultos que los rodean.

06/09/2010 8:32
AA

¿Sabías que en la preadolescencia los niños y niñas atractivos suelen tener baja autoestima? Esta actitud cambia y con el tiempo superan en confianza al resto de sus pares, es por eso que en la adolescencia aquellos que son atractivos suelen alcanzar de forma más rápida sus objetivos: se ven más saludables, practican deporte y son generalmente muy bien aceptados en sus círculos sociales.

De acuerdo con un estudio realizado en Holanda, las ventajas de ser atractivo se ven reflejadas especialmente en las interacciones sociales.

Por ejemplo, señala la autora del estudio, Suzanne Mares, del Instituto de Ciencias del Comportamiento de la Universidad Radboug en Nijimegen, Holanda, las personas juzgan de manera más positiva a los bonitos que a los feos.

De hecho las habilidades sociales afectivas están más desarrolladas en los jóvenes atractivos que en los menos agraciados físicamente.

La experta explicó que su análisis se basó en una investigación realizada por cinco años y su propósito fue descubrir el desarrollo de la autoestima a lo largo de la adolescencia.

Para hacer la medición de la “belleza”, entrevistó a universitarios y padres con hijos adolescentes a través de fotos,  para que determinaran que chicos y chicas eran más guapos.
Se siguió el desarrollo de 230 estudiantes, de entre 13 y 15 años a los que se les realizó un test de autoestima cada año a lo largo de un lustro.

Según la especialista, “los menores juzgados como más seductores tenían la autoestima más baja al inicio de la adolescencia que los que poseen menos gancho. Sin embargo, con los años, los favorecidos desarrollan una mayor confianza”.

La explicación que dan los autores de la investigación es que durante la adolescencia temprana las niñas y niños que son más atractivos físicamente se enfrentan a cumplir altas expectativas de su entorno social. Sus padres, profesores y compañeros esperan tanto de ellos, que no saben si van a responder y eso los lleva a perder confianza.

La aportación de esta investigación, señalan sus autores, es que es necesario señalar que en la preadolescencia y adolescencia la baja autoestima es un factor de riesgo de varios problemas de comportamiento como conductas delictivas, depresión e incluso ideas suicidas.

(Con información de El mundo)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: