Banco de leche; opción para madres modernas

Estas instalaciones permiten guardar la leche materna en condiciones óptimas para alimentar al recién nacido.

08/04/2013 9:13
AA

La leche materna es vital para proteger al recién nacido de enfermedades, así como para su buen desarrollo físico y mental, por lo que es indispensable que el bebé reciba este alimento desde que nace hasta los seis meses de edad, aseguró la especialista del Instituto Nacional de Perinatologí“Isidro Espinosa de los Reyes”, Silvia Romero Maldonado.

Quien precisó, “la cada vez mayor incursión de la mujer al mercado laboral formal ha reducido la práctica de la lactancia materna por la falta de tiempo, por lo que el Instituto Nacional de Perinatología creó un lactario al cual las mujeres que están amamantando a su bebé pueden guardar la leche materna en condiciones adecuadas para brindársela a sus hijos en otro momento”.

Ya que tras ser depositada, es analizada, pasteurizada y guardada en condiciones optimas que garantizan sus nutrientes, dijó.

La especialista comentó que en los bancos de leche, las madres que están amamantando pueden acudir y donar también dicho alimento para otro recién nacido que no cuente con él, o que no puede ser amamantado, debido a alguna enfermedad que padezca su madre.

Detalló que esta práctica también proporciona beneficios afectivos, porque cada vez que el recién nacido come se fortalece el vínculo madre-hijo, “es el momento del apapacho, de que la madre le platique, lo toque y mime”, además de que se evitan gastos innecesarios en chupones, biberones y leche de fórmula, pues cuando la madre tiene que salir no requiere cargar ninguno de esos objetos.

Importancia de la lactancia

En entrevista, puntualizó que la leche materna es el alimento idóneo para todo recién nacido, al contar con la cantidad requerida de los nutrimentos necesarios para el bebé, que le ayudan a prevenir muerte neonatal, diarrea, infecciones auditivas o respiratorias y otras, además de que les reduce el riesgo de obesidad e hipertensión arterial en la edad adulta.

Dicho lácteo contiene vitaminas, minerales, grasas, azúcares y todos los nutrientes que requiere el recién nacido para su óptimo desarrollo, incluso si es prematuro, además tiene una sustancia llamada inmunoglobulina que fortalece el sistema inmune y si enferma, los síntomas y el tiempo que tarda en recuperarse son menores, agregó la especialista.

Hay que realizarla de forma exclusiva hasta los seis meses de edad del bebé, sin agua, té o cualquier otro líquido, después debe complementarse con alimentos y suspenderse a los dos años de edad del menor, etapa en la que se fortalecen sus defensas.

En conclusión, para una buena calidad de leche materna, Romero recomendó a la madre desayunar, comer y cenar de forma balanceada, y entre cada comida, un yogurt, una ración de fruta u otra colación. (Con información de la Secretaria de Salud)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: