Banda gástrica mantiene control de peso

Este dispositivo, que se coloca con cirugía laparoscópica, es considerado como uno de los más efectivos contra el sobrepeso, dicen especialistas.

17/01/2013 8:11
AA

Un estudio australiano que duró 15 años concluyó que la banda gástrica ajustable, colocada por medio de cirugía laparoscópica, resultó ser un método seguro, efectivo y duradero en tratamientos de control de peso. Los resultados de este estudio de seguimiento a 3 mil 227 pacientes fueron publicados este 17 de enero en la revista médica Annals of Surgery.

El estudio fue presentado por la revista como el más largo y comprensivo esfuerzo realizado hasta ahora para indagar los efectos que experimentan los pacientes que usan el cinturón, cinta o “vuelta” gástrica. Otro de los datos contenidos en el reporte indica que, en promedio, los pacientes que fueron operados debido a que tenían una obesidad grave redujeron su peso 26 kilogramos.

Entre el conjunto de 3 mil 227 pacientes estudiados 54 fueron operados hace 15 años y otros 714 habían tenido cirugías anti-obesidad hace más de diez años. El resto había sido intervenido quirúrgicamente hace menos de una década pero registra los mismos descensos de peso y la misma estabilización observados en los hombres y mujeres con más años de haber sido operados.

El profesor  Paul O´Brien y sus colegas del Centro de Investigación y Educación sobre Obesidad de la Universidad de Monash, en Melbourne, Australia, documentaron y dieron seguimiento a los registros de peso y de eventos adversos de pacientes que fueron operados en su país entre 1994 (cuando se autorizaron las cirugías de banda gástrica) y el año 2011, cuando se puso en marcha el trabajo de análisis estadístico.

La edad promedio de los pacientes que fueron operados e incluidos en el grupo de estudio fue de 47 años y el 78 por  ciento fueron mujeres.

“La información que pudimos obtener sirve para apoyar la idea de que los hombres y mujeres que tienen problemas graves o problemas significativos de obesidad pueden considerar a la cirugía de banda gástrica como una opción viable que les dará resultados sostenidos en el largo plazo. La cirugía es segura y puede ayudar a los pacientes a llevar una vida más saludable, pero también a vivir más años”, escribió el profesor O´Brien en el artículo divulgado por  Annals of Surgery.

Hay que aclarar que la cirugía por sí misma no soluciona todo. Los pacientes que fueron estudiados también hicieron fuertes cambios a su estilo de vida después de la operación, incluyendo cambios de dieta, actividad física y un compromiso a estar acudiendo cíclicamente a consultas de supervisión.

“En el caso de pacientes que tienen enfermedades metabólicas, como la diabetes mellitus tipo 2, la pérdida de peso después de una cirugía de banda gástrica les facilitó controlar mejor sus niveles de azúcar en la sangre sin la necesidad de que usaran medicamentos. Esto sucedió en tres de cada cuatro casos que se encontraban en esta condición”, agregó el científico.

Todas las 3 mil 227 cirugías incluidas en el estudio fueron realizadas por el propio doctor Paul O´Brien y por su colega e investigadora asociada Wendy Brown, quien es Presidenta de la Sociedad de Cirujanos especializados en Obesidad de Australia y Nueva

Durante los 15 años que duró el estudio de seguimiento se tuvo que retirar la banda gástrica a 20 pacientes y no se registró una sola muerte asociada a este procedimiento ni a otras cirugías a las que hubieran sido sometidos los pacientes.

“El estudio también muestra que el número de pacientes que ha sido sometido a una segunda cirugía laparoscópica para revisar o ajustar la banda gástrica se ha reducido desde hace 6 años cuando los médicos pudimos disponer de nuevas versiones de estas bandas o cinturones” agregó el cirujano.

El estudio detalla que la colocación de este tipo de bandas es una solución entre un conjunto más amplio de métodos contra la obesidad que se pueden llevar a cabo mediante operación, pero también opina que las bandas gástricas son mucho menos invasivas que otras técnicas como el “puente gástrico” (gastric bypass).

Según sus autores, el estudio también puede influir para que este tipo de cirugías se realicen más en los sistemas públicos de salud pues actualmente la mayoría de las operaciones de adelgazamiento con bandas gástricas se realizan en hospitales privados pues en los sistemas públicos se les considera una medida extrema y se descuida el análisis del costo-beneficio que puede tener para todo el sistema de salud una atención de este tipo con resultados efectivos y seguros a largo plazo.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: