Batería de carro inspiró desfibrilador portátil

El cardiólogo Frank Pantridge creó el desfibrilador portátil en 1965

07/10/2016 4:00
AA

Millones de vidas en todo el mundo, se han podido salvar en los últimos 50 años gracias al desfibrilador portátil, que fue creado por el cardiólogo Frank Pantridge.

El médico y profesor, nació el 3 de octubre de hace 100 años, y es reconocido como el cardiólogo que más ha salvado vidas por su invento.

“Recordamos a Frank como un hombre de gran personalidad, con devoción por su trabajo. Era el alma de las reuniones familiares, a las que, invariablemente, llegaba con al menos una hora de retraso”, narra Victoria Jordan, de quien Pantridge era tío-abuelo.

La vida de Pantridge

Pantridge siempre se caracterizó por ser un niño indisciplinado, por lo que la escuela lo expulsaba constantemente.

A los 10 años, sufrió la muerte de su padre y gracias a su esfuerzo, completó sus estudios secundarios y posteriormente se graduó de la Universidad de Queen, en Belfaste en 1939.

Al inicio de la segunda guerra mundial, fue oficial médico en un batallón de infantería en el este de Asia.

En 1942, fue capturado como prisionero de guerra y pasó mucho tiempo trabajando como esclavo en la construcción del Ferrocarril de Birmania.

“Trabajó incesantemente en las condiciones más adversas. Estuvo expuesto a bombardeos constantes, pero en todo momento mantuvo la compostura. Fue un ejemplo para todas las personas con quienes tuvo relación”, se lee en el texto que se le dio cuando fue condecorado con la Cruz Militar por parte del Reino Unido.

¿Por qué se convirtió en cardiólogo?

El médico se enfrentó al beriberi cardíaco, una enfermedad generalmente mortal que afecta el sistema cardiovascular y que es causada por una deficiencia de proteína.

Esa experiencia, fue tal vez, su inspiración para dedicarse a la cardiología.

En 1950, comenzó a trabajar en el Hospital Royal Victoria, en Belfast. En aquella época, las enfermedades coronarias habían alcanzado los niveles de una epidemia.

Los médicos sabían que la causa de la muerte por estos padecimientos se debía a una alteración del ritmo cardíaco, lo que podía controlarse con una pequeña descarga en el pecho.

El surgimiento del desfibrilador

Para Pantridge esa irregularidad se podía presentar en cualquier lugar como la casa, el trabajo o la calle, por lo que era necesario crear una máquina que pudiera utilizarse en cualquier lado.

Así, en 1965, con la ayuda del doctor John Geddes y el técnico Alfred Mawhinney, Pantridge creó el primer desfibrilador portátil, el cual funcionaba con una batería de carro y pesaba 70 kg.

Se instaló en una ambulancia y se utilizó por primera vez en 1966. Actualmente pesa 3 kg.

A partir de ese año, se comenzó a utilizar con frecuencia en las ambulancias de todo Estados Unidos; sin embargo, en Reino Unido fue recibido con escepticismo, por lo que ahí lo utilizaron por primera vez en 1990.

Gracias a su invención, uno de los beneficiados más conocidos fue el presidente estadounidense Lyndon Johnson, quien  sobrevivió al ataque cardíaco que sufrió en 1972.

En honor a su invento, el procedimiento utilizado en casos de emergencia para tratar ataques cardíacos, se le conoce como “Protocolo Belfast”

“Fue un hombre muy talentoso. Logró que el desfibrilador cardíaco fuera más accesible, con lo que salvó muchas vidas. Estoy muy orgulloso de haber sido parte del equipo que diseñó y produjo el dispositivo en el Hospital Royal Victoria”, narra Ronnie Kelly, quien fue su colega.

(Con información de BCC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: