Bebidas azucaradas ligadas a obesidad

Presentan tres estudios que señalan que tomar refrescos y otras bebidas con azúcar que tienen un alto nivel de calorías, provocan obesidad.

24/09/2012 4:43
AA

Tomar bebidas con azúcar, que por lo regular tienen un alto nivel de calorías provocan o propician el desarrollo de la obesidad, explican tres investigaciones que se publicaron en la revista The New England Journal of Medicine.

 La primera investigación, realizada en Estados Unidos, con un grupo de estudio de 33 mil personas, señala que las bebidas con azúcar son perjudiciales para aquellos que son genéticamente propensos a subir de peso, porque actuarían sobre los genes afectando el peso y aumentando la predisposición genética de una persona a ganar kilos.
 
Los otros estudios demostraron que los niños y adolescentes que toman bebidas sin calorías, es decir, que no toman bebidas con azúcar, lograron perder peso.
 
El primero se hizo en la Universidad VU de Amsterdam, Holanda; el estudio se basó en los datos de 641 niños de entre 4 y 11 años, que tenían un peso normal. La mitad de los participacntes bebió un cuarto de litro de bebidas de frutas azucaradas, la otra mitad tomó la misma cantidad de la bebida pero endulzada con edulcorantes.
 
Después de 18 meses, los niños que tomaron bebidas bajas en calorías aumentaron 6,39 kilos; los que tomaron jugo con azúcar subieron 7,36 kilos, un kilo más.
 
El tercer estudio que se realizó en el Hospital Infantil de Boston, contó con la participación de 224 adolescentes con obesidad. A una parte se les envió a su casa botellas de agua y refrescos bajos en azúcar y se les pidió consumirlos. Durante el tiempo del experimento, el grupo que los bebió no ganó más que 1,5 kilos de peso; en cambio, los que no recibieron esas bebidas, y siguieron consumiendo los habituales refrescos azucarados, aumentaron de peso más del doble, hasta los 3,4 kilos de promedio.
 
En la editorial publicada en New England Journal of Medicine, la Dra. SOnia Caprio del servicio de pediatría de la Universidad Yale, EU, asegura que los tres estudios parecen indicar que las calorías provenientes de los refrescos azucarados “marcan la diferencia”.
 
En su opinión, ha llegado el momento de actuar desde las Administraciones. Hace unos días, el Ayuntamiento de Nueva York prohibió desde este mes la venta de porciones jumbo, de más de medio litro de refrescos y otras bebidasazucaradas en restaurantes y salas de cine. (Con información de 20minutos.es)
 
 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: