Beneficios de las cirugías contra obesidad

Someterse a un procedimiento para quitar el sobrepeso ayuda a disminuir la depresión en un 47%, la migraña en un 57% y en un 69% el asma.

20/06/2013 1:16
AA
México tiene una cultura obesogénica en auge, que lo sitúa como el primer lugar a nivel mundial en sus adultos; signo de que los mexicanos sufren una epidemia, porque a comparación de lo que se cree la obesidad es una enfermedad, ya que tiene etapas de la leve a la mórbida, las cuales dependen de la medida de su Índice de Masa Corporal (IMC), que indica cuánto peso tienen de más; por lo tanto no es una alteración asociada a los hábitos vida” como las aseguradoras plantean, señaló el Dr. Juan Pablo Pantoja Millán.
 
También dijo que “sólo el 0.04 por ciento de los obesos mórbidos, es decir —quienes tienen un IMC mayor de 40— reciben tratamiento quirúrgico en instituciones públicas de salud al año, lo que representa menos de mil operaciones”; cifra que marcó como inaceptable, “ya que los beneficios obtenidos tras someterse a una cirugía es una baja del 50 al 70% de sobrepeso, y en los casos exitosos el mantenimiento del peso ideal en los primeros 5 a 6 años.
 
Asimismo, indicó que la pérdida de peso es debido tanto a la operación, como a la disposición de los pacientes por seguir un tratamiento multidisciplinario; “ya que no sólo se trata de cuidar las heridas de una cirugía, sino de curar la mente con terapia, de sanar el cuerpo con una dieta adecuada y de activar la vida con ejercicio”.
 
En cuanto a los benéficos de los pacientes, refirió a estudios de la sociedad científica, en donde se muestra como se reducen los males asociados a una obesidad mórbida, al tener una baja de peso saludable, y que son en el caso de gente con:
 
Alternativas
Sobre las técnicas quirúrgicas empleadas para el tratamiento de la obesidad, el especialista comentó que existen de tres tipos distintos, y dependiendo el paciente cuales sean las necesidades del paciente es el método por el que se opta.
 
Ya que las del tipo restrictivo, son cirugías como la banda manga gástrica; dispositivos que permiten que el estómago tenga menor o mayor capacidad, según se ajusten. Mientras, que los del segundo tipo, que son los procedimientos malabsortivo, los cuales,  limitan la absorción de energía nutrientes, para evitar que el organismo los consuma por completo y se suba de peso; ejemplo de ello, la derivación biliopancreática, indicó.
 
El último tipo, dijo Pantoja que son la mezcla de los dispositivos y  del tipo uno y dos, lo que les da gran versatilidad y ajuste a las necesidades del paciente, ejemplo de ello es el bypass gástrico.
 
¿Por qué debería considerarlo?
Cualquier operación conlleva un riesgo, pero lo que es tangible es que “el sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo, pues cada año fallecen por lo menos 2.8 millones de adultos como consecuencia de estos padecimientos”, indicó Pantoja.
 
“Ya que tan sólo la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut 2012) reveló que el 32.4% de la población adulta en México tiene obesidad, de los cuales más de 2 millones de adultos mexicanos con obesidad mórbida”, por lo que cifras del IMSS revelan que cerca del 40% de las muertes en nuestro país están relacionadas con la obesidad, expresó.
 
Razones de sobra que se debe considerar si bien, no para someterse a una operación, si para buscar una solución si se tiene un problema de obesidad o sobrepeso, ya sea que se tengan 5 años o 30, las personas deben buscar tratarse, concluyó el especialista.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: