El tipo de azúcar que retrasa el crecimiento de tumores

Se comprobó que detiene el crecimiento y disminuye el tamaño de los tumores

22/11/2018 3:00
AA
azúcar de menosa

Un reciente estudio comprobó que existe un tipo de azúcar, llamado azúcar de manosa, que es capaz de retardar el crecimiento de tumores y mejorar los efectos de la quimioterapia.

Hasta ahora solo ha sido probado en ratones, pero se estima que podría tener el mismo efecto en los humanos.

Azúcar de manosa retrasa crecimiento de tumores

La manosa es un suplemento nutricional, es azúcar simple natural y se puede encontrar en varias frutas y vegetales.

Melocotones, manzanas, naranjas, arándanos, col o repollo, brócoli y berenjena, son algunos de los que contienen manosa.

Este tipo de azúcar podría retrasar el crecimiento de tumores porque éstos utilizan más glucosa que los tejidos normales y sanos.

Los investigadores encontraron que la manosa puede interferir con la glucosa para reducir la cantidad de azúcar que pueden usar las células cancerosas.

Al respecto, Kevin Ryan, autor principal del estudio y profesor del Instituto Beatson de Investigación de Cáncer de Reino Unido, explica que los tumores necesitan mucha glucosa para crecer.

Por lo tanto, limitar la cantidad que pueden usar podría retrasar la progresión y el crecimiento de tumores.

Sin embargo, aclara que no podemos eliminar la glucosa por completo del cuerpo, porque es necesaria para muchos de los tejidos.

También lee: ¿Realmente la radiación del WiFi causa cáncer?

Por lo tanto, los estudios muestran que una dosis de azúcar de manosa podría bloquear la glucosa suficiente para retardar el crecimiento del tumor, pero no tanto como para que los tejidos normales se vean afectados.

“Se podría administrar manosa a pacientes con cáncer para mejorar la quimioterapia sin dañar la salud en general”, indica el investigador.

Efectivo también en quimioterapia

Hasta el momento, el efecto de la manosa en los tumores sólo se ha probado en ratones con cáncer de páncreas, pulmón y piel.

Se observó que cuando se añadía manosa a su agua y se administraba como un tratamiento oral, reducía significativamente el crecimiento de los tumores sin ningún efecto secundario obvio.

También se detectó que la azúcar de manosa mejora los efectos de la quimioterapia, porque disminuye el crecimiento de tumores, reduce el tamaño de los ya existentes y aumenta la expectativa de vida.

“Esperamos comenzar ensayos clínicos con manosa en personas tan pronto como sea posible para determinar su verdadero potencial como una nueva terapia contra el cáncer”, concluye Ryan.

Sigue leyendo: 7 ideas falsas del cáncer que nadie debe creer 

(Con información de Infosalus)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: