Beneficios de tener sexo en cada trimestre del embarazo

El sexo no representa riesgos, en cambio, aporta muchos beneficios

26/05/2017 4:03
AA

Algo muy frecuente durante el embarazo es no querer tener sexo por miedo de lastimar al bebé o a la mamá, pero ¿sabías que tener intimidad en esa etapa, realmente es muy benéfico?

Al tener sexo durante la gestación, se liberan hormonas que son favorables tanto para la madre como para el bebé, además de que ayuda a reducir el estrés que surge por el miedo y los cambios físicos y emocionales.

Si bien es cierto que hay algunas actividades que es mejor no hacerlas porque pueden ser muy intensas, hay otras que no representan ningún problema, sino que al contrario, ayudan a que la mamá esté bien.

Tener sexo durante el embarazo es bueno, pero los beneficios serán diferentes en cada trimestre del embarazo, ¿cuáles? A continuación te los decimos.

El primer trimestre (semana 0 a la 12)

Aquí los factores hormonales y psicológicos juegan un papel muy importante.

Comienzan las náuseas, el cansancio, hipersensibilidad de los pechos y en ocasiones rechazo a la pareja por el miedo de lastimar al bebé.

Tener sexo ayudará a disminuir estos malestares y sin ningún riesgo ni dolor.

El segundo trimestre (de la semana 12 a la 24)

Es una etapa muy buena para disfrutar de la sexualidad porque muchas de las molestias van desapareciendo, la energía va aumentando, hay mejor sensación de plenitud así como de deseo sexual y de la relación.

Gracias a que en este trimestre se tiene mejor irrigación en la zona pélvica y los órganos, las mujeres tienen mayor sensibilidad y alcanzan el orgasmo más fácilmente

Las hormonas liberadas durante el orgasmo, harán sentir muy bien a la mamá y al feto.

A diferencia de lo que se piensa, el pene no tocará al feto porque éste está en el útero y existe un tapón cervical mucoso que impide su contacto.

El tercer trimestre (de la semana 24 a la 36)

La carga de peso es mayor y el temor por el parto se incrementa, pero esto no es impedimento para dejar de lado la vida sexual.

El sexo ayudará a relajar y preparar la zona para el parto, y si no hay riesgo de parto prematuro, los orgasmos no desencadenarán el nacimiento.

Asimismo, permitirá entrenar el suelo pélvico, lo que ayudará a la dilatación y a que la recuperación sea más rápida tras el parto.

Si no hay una contraindicación médica, se puede seguir teniendo sexo con penetración, aunque lo mejor es buscar posturas que no molesten o provoquen que el vientre se aplaste. Utilizar cojines es un buen consejo para estar totalmente cómodos.

Lo más importante es consultar al médico ante cualquier duda, saber si no se tienen factores que pongan en riesgo al bebé y seguir las consejos que el especialista indique.

(Con información de El Mundo)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: