Betacaroteno puede prevenir diabetes

Científicos encontraron en contraste, que la vitamina E, puede aumentar el riesgo de desarrollar la condición en personas con predisposición genética.

24/01/2013 8:13
AA

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford descubrieron que el betacaroteno, el cual se le parece a la vitamina A, puede disminuir el riesgo de la forma más común de la diabetes, en personas que albergan una predisposición genética.

En contraste la principal forma de vitamina E, gamma-tocoferol puede aumentar el riesgo, según la investigación que se publica en «Human Genetics«.

Los científicos utilizaron grandes datos para identificar las interacciones entre las variantes de genes que se asociaron previamente con mayor riesgo para los niveles de diabetes tipo 2.

 Las personas que portan una doble dosis de una variante del gen que predispone, los responsables de la investigación hallaron una asociación inversa estadísticamente significativa de betacaroteno con los niveles en sangre de riesgo de diabetes tipo 2, junto a una alta asociación positiva de gamma-tocoferol, con riesgo a contraer la enfermedad.
 
Los resultados que arrojó la investigación abren camino para experimentos adicionales, en donde se puede establecer si el betacaroteno y gamma-tocoferol son protector y perjudicial o simplemente marcadores con su presencia y ausencia.
 
La investigación fue liderada por Chirag Patel, investigador postdoctoral en el Centro de Investigación de Prevención de Stanford.
 
Destaca que el hecho de que el betacaroteno y gamma-tocoferol interactúen con la variante del mismo gen para influir en el riesgo de diabetes, en direcciones opuestas, sugiere que la proteína del gen llamado SLC30A4 puede tener un papel importante en la enfermedad.
 
La proteína es abundante en las células de islotes productores de insulina del páncreas, donde ayuda a transportar el zinc en dichas células, lo que provoca la liberación de insulina lo que permite contrarrestar la peligrosa acumulación en la sangre.
 
Las conexiones de genes con la enfermedad habían sido identificado a través de los llamados estudios de asociación de todo el genoma o GWAS.
 
Los GWAS son los genomas de un gran número de personas con una enfermedad, se comparan con los de las personas sin ella para encontrar si existen versiones de las variantes de los genes se producen con frecuencia.
 
Años atrás Butte y su equipo diseñaron un método análogo a los GWAS: EWAS el medio ambiente o estudio de asociación amplio. Con diferencia del genoma, que es enorme pero finito con casi 3 mil millones de unidades químicas. (Con información de Europa Press) 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: