publicidad

Vida Sana

Absceso de Bartolino

  • 30/06/2016
  • 17:56 hrs.

          Es una acumulación de pus que forma una protuberancia (hinchazón) en una de las glándulas de Bartolino, las cuales están localizadas a cada lado de la abertura vaginal.

Nombres alternativos

Absceso de Bartholin; Glándula de Bartolino infectada


Causas, incidencia y factores de riesgo

Un absceso de Bartolino se forma cuando se presenta una obstrucción de una pequeña abertura (conducto) de la glándula, lo cual hace que el líquido en dicha glándula se acumule y puede infectarse. La infección generalmente no es causada por una enfermedad de transmisión sexual (ETS); sin embargo, muchos tipos de bacterias asociadas con estas enfermedades, como la gonorrea, pueden llevar a la infección.


Con frecuencia, el absceso aparece y se torna muy caliente e inflamado en 2 a 3 días. Cualquier actividad que ejerza presión contra la vulva, incluso caminar y sentarse, puede causar un dolor lacerante.


Síntomas


•Una protuberancia sensible a cada lado de la abertura vaginal


•Fiebre


•Dolor durante la relación sexual

 


 


Signos y exámenes

Un examen pélvico puede revelar una glándula de Bartolino agrandada y sensible.


•Se deben practicar exámenes para determinar si la gonorrea es la causa.

•Se debe recoger muestra del líquido drenado para un análisis de laboratorio.

•En mujeres de edad avanzada, puede recomendarse una biopsia para descartar un tumor de glándula de Bartolino subyacente.


 


 



 


 




Tratamiento


Los baños de asiento tibios 4 veces al día, durante varios días, por lo general proporcionan algo de alivio. Esta práctica puede ser de ayuda para llevar la infección a un área, y hacer que el absceso se abra y drene espontáneamente. Sin embargo, esto no siempre resuelve el problema, debido a que el sitio de ruptura generalmente es muy pequeño y se cierra rápidamente antes de completarse el drenaje.


Una pequeña incisión quirúrgica que puede drenar por completo el absceso proporciona el mayor alivio y la recuperación más rápida. Este procedimiento puede practicarse bajo anestesia local en el consultorio médico. Se puede utilizar un catéter (sonda) para dejar que el drenaje del absceso continúe mientras éste cicatriza.


Se pueden prescribir antibióticos, pero usualmente no son necesarios si el absceso se drena apropiadamente.


El procedimiento de marsupialización se puede considerar en mujeres con abscesos recurrentes. En este procedimiento, se crea de manera quirúrgica una abertura pequeña y permanente para facilitar el drenaje de la glándula.


En caso de reaparición del absceso, es posible que el médico recomiende la extirpación de las glándulas.


Expectativas (pronóstico)

La probabilidad de una recuperación total es excelente y aproximadamente en el 10% de los casos el absceso reaparece.


Es importante tratar la gonorrea o cualquier otra infección que cause abscesos.


Complicaciones

Es posible que se desarrolle un quiste crónico del conducto de Bartolino si el líquido purulento del absceso se remueve raspándolo del tejido circundante. En mujeres de más de 40 años de edad, una inflamación de la glándula de Bartolino puede indicar que hay un tumor en la glándula, aunque esto es muy poco común.


Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe buscar asistencia médica si se nota una protuberancia dolorosa e inflamada en los labios cerca de la abertura vaginal que no mejora en 2 a 3 días con tratamiento casero, o si el dolor es muy fuerte e interfiere con la actividad normal.


Asimismo, se debe buscar asistencia médica si se presenta fiebre por encima de los 40° C (100.4 grados Fahrenheit).

 

 


 


Un comportamiento sexual seguro (en especial el uso de condón) y una buena higiene personal pueden disminuir los riesgos de desarrollar este absceso.

 


 


Actualizado el 16 de abril de 2010


 


 


Fuente: Clínica Dam en http://www.clinicadam.com/

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad