publicidad

Vida Sana

Apendicitis

  • 30/06/2016
  • 17:28 hrs.

Es una inflamación del apéndice, un pequeño saco que se encuentra adherido al comienzo del intestino grueso.



Causas



La apendicitis es una de las causas más comunes de cirugía abdominal de emergencia en los Estados Unidos y generalmente ocurre cuando el apéndice resulta bloqueado por heces, un cuerpo extraño o, en raras ocasiones, por un tumor.



Síntomas



Los síntomas de la apendicitis varían y puede ser difícil diagnosticarla en niños pequeños, ancianos y mujeres en edad fértil.


Clásicamente, el primer síntoma es el dolor alrededor del ombligo.


Este dolor inicialmente puede ser vago, pero cada vez se vuelve más agudo y grave. Es posible que se presente inapetencia, náuseas, vómitos y fiebre baja.


A medida que se incrementa la inflamación en el apéndice, el dolor tiende a desplazarse a la parte inferior derecha del abdomen y se concentra directamente sobre el apéndice en un lugar llamado el punto de McBurney.


Si se presenta ruptura del apéndice, el dolor puede disminuir brevemente y usted puede sentirse mejor; sin embargo, una vez que se infecta e inflama el revestimiento de la cavidad abdominal (una afección llamada peritonitis), el dolor empeora y usted se torna más enfermo.


El dolor abdominal puede empeorar al caminar o toser y es posible que usted prefiera quedarse quieto debido a que los movimientos súbitos le causan dolor.


Los síntomas tardíos abarcan:




Anatomía normal

Pruebas y exámenes



Si usted tiene apendicitis, el dolor incrementa cuando el médico libera súbitamente la presión después de presionar con suavidad el área inferior derecha del vientre. Si tiene peritonitis, tocar el área del vientre puede causar un espasmo muscular.


Una exploración rectal puede revelar sensibilidad en el lado derecho del recto.


Los médicos generalmente pueden diagnosticar la apendicitis por la descripción que usted da de los síntomas, el examen físico y las pruebas de laboratorio solas. En algunos casos, se pueden necesitar exámenes adicionales, como:



  • Tomografía computarizada del abdomen

  • Ecografía abdominal

  • Laparoscopia diagnóstica


Nota: la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration ) ordenó retirar del mercado un fármaco usado durante algunos estudios imagenológicos relacionados con apendicitis, después de recibir informes de efectos secundarios potencialmente mortales y muertes. El fármaco, llamado NeutroSpec, se usaba para ayudar a diagnosticar apendicitis en pacientes de 5 años y más que pudieran haber tenido la afección, pero que no mostraban los signos y síntomas usuales.



Tratamiento



Si usted tiene un caso no complicado, un cirujano generalmente extirpará el apéndice poco tiempo después de que el médico considere que usted podría tener la afección. Para obtener información sobre este tipo de cirugía, ver el artículo sobre apendicectomía.


Debido a que los exámenes utilizados para diagnosticar la apendicitis no son perfectos, algunas veces, la operación revelará que el apéndice está normal. En este caso, el cirujano lo extirpará y explorará el resto del abdomen para buscar otras causas del dolor.


Si una tomografía computarizada muestra que usted tiene un absceso a raíz de la ruptura del apéndice, le pueden tratar la infección y hacerle extirpar el apéndice después de que la infección y la inflamación hayan desaparecido.



Pronóstico



Si le extirpan el apéndice antes de que se rompa, usted probablemente se recuperará muy pronto después de la cirugía. Si el apéndice se rompe antes de la cirugía, posiblemente se recupere más lentamente y tenga mayor probabilidad de desarrollar un absceso u otras complicaciones.



Posibles complicaciones




  • Conexiones anormales entre los órganos abdominales o entre estos órganos y la superficie de la piel (fístula)

  • Absceso

  • Infección de la herida quirúrgica

  • Peritonitis



Cuándo contactar a un profesional médico



Llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) o al servicio de urgencias si:



  • Su dolor es grave, súbito e intenso

  • Tiene fiebre junto con dolor

  • Está vomitando sangre o tiene diarrea con sangre

  • Tiene el abdomen rígido, duro y sensible al tacto

  • Es incapaz de defecar, sobre todo si también está vomitando

  • Tiene dolor en el pecho, el cuello o el hombro

  • Tiene vértigo o mareo


Consulte con el médico si desarrolla dolor abdominal en la porción inferior derecha de su vientre o cualquier otro síntoma de apendicitis. También llame al médico si:



  • Tiene náuseas y falta de apetito

  • Está perdiendo peso involuntariamente

  • Tiene ojos o piel amarillentos

  • Presenta distensión abdominal por más de 2 días

  • Tiene diarrea por más de 5 días o su hijo ha tenido diarrea durante 2 días o ha estado vomitando durante 12 horas (llame inmediatamente si un bebé menor de 3 meses tiene diarrea o vómito)

  • Ha tenido molestia abdominal por más de 1 semana

  • Presenta ardor al orinar o está orinando más a menudo de lo normal

  • Tiene dolor y puede estar embarazada

  • Su dolor empeora cuando toma antiácidos o come algo



 

Actualizado el 1ª de junio de 2010


Fuente: http://www.nlm.nih.gov

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad