publicidad

Contaminación, un “asesino silencioso”Vida Sana

Contaminación, un “asesino silencioso”

La mala calidad del aire daña las células y afecta a cada órgano del cuerpo

  • MARILUZ ROLDÁN VERA
  • 18/05/2019
  • 12:31 hrs.

Seguramente en los últimos días sentiste tus ojos irritados y la nariz congestionada a causa de los altos niveles de contaminación que hubo. Sin embargo, la mala calidad del aire es un “asesino silencioso” que daña a cada uno de tus órganos de diferente forma y está relacionada con la infertilidad y con enfermedades como diabetes y cáncer.





De acuerdo con un reciente estudio del Foro de Sociedades Respiratorias Internacionales, la contaminación del aire representa un gran riesgo ambiental para la salud, ya que daña cada órgano y cada célula del cuerpo.





Resalta que la exposición de partículas finas con un diámetro aerodinámico de 2.5 o menor (PM 2.5, como las que hubo en la Ciudad de México esta semana) son el quinto factor de riesgo de muerte en el mundo, con 4.2 millones de fallecimientos.





Las afectaciones encontradas en la investigación van desde los pies hasta la cabeza, ya que la mala calidad del aire daña órganos como el corazón y el cerebro, y está vinculada con enfermedades como diabetes, cáncer y demencia, entre otras.









¿Cómo afecta la contaminación a cada órgano?





De acuerdo con el estudio, que pública el diario The Guardian el daño sistémico en el cuerpo es el resultado de la inflamación que provocan los contaminantes, la cual se expande desde la cabeza hasta los pies ya que las partículas ultrafinas son transportadas por el torrente sanguíneo. A continuación te explicamos los principales daños:





El cerebro y la mente sufren por la contaminación, que provoca mayor incidencia de accidentes cerebrovasculares, demencia y que la inteligencia disminuya. Además, si no logras dormir bien es probable que también sea a causa del aire tóxico.





El corazón también se ve afectado, ya que aumenta el riesgo de ataques cardíacos, porque las arterias se estrechan y los músculos se debilitan.





Los pulmones son los órganos que sufren el primer daño de la contaminación, afectando principalmente a quienes tienen asma o enfermedades respiratorias; sin embargo, la mala calidad del aire también provoca enfisema pulmonar y cáncer de pulmón.





Los órganos abdominales también sufren daños, por ejemplo, el hígado es uno de los principales afectados ya que es el encargado de eliminar las toxinas del cuerpo. Asimismo, la contaminación se vincula con cáncer de vejiga y de intestino.





La piel y los huesos sufren daños, ya que los contaminantes causan envejecimiento de la piel, urticaria y huesos frágiles.





Otro de los principales daños que causa la contaminación del aire es la disminución de fertilidad y el aumento de abortos espontáneos.





Sin embargo, el problema va más allá, ya que un estudio muestra que hay contaminantes en las placentas, lo que afecta el desarrollo del feto y se vincula con bebés que nacen con bajo peso o que tienen algún mal congénito.





La Organización Mundial de la Salud ha denominado a la contaminación “el asesino silencioso” ya que sus daños muchas veces se atribuyen a otras causas. Especialistas advierten que lo más probable es que las afectaciones mencionadas sean solamente la punta del iceberg de daños mayores a la salud.


publicidad

publicidad

publicidad

publicidad