Todo lo que siempre quisiste saber de las bolas chinas

Lo ideal es utilizarlas de forma progresiva.

08/12/2017 1:25
AA
bolas chinas

Se debe colocar lubricante en la punta de cada una de las bolas para ser introducidas en la vagina. Antes de ello, siempre deben ser limpiadas de manera apropiada.

Se dice que las mujeres asiáticas utilizaron por mucho tiempo las bolas chinas para lograr orgasmos intensos, sin embargo, también pueden beneficiar la tonicidad del suelo pélvico.

Las bolas chinas son juguetes sexuales que contienen otras bolitas dentro para lograr la estimulación vaginal a través del movimiento, anteriormente se elaboraban de marfil o metal.

Se dice que las bolas chinas fortalecen las paredes vaginales para mejorar la contracción muscular y que el pene pueda ser oprimido con más fuerza durante el coito, así se favorecería no sólo la llegada del orgasmo sino también la intensidad y duración del mismo.

Te recomendamos: Ideas para un fin de semana erótico y lleno de orgasmos

Bolas chinas: el secreto para orgasmos intensos

De acuerdo con la sexóloga Marta Ibañez, lo ideal es utilizarlas progresivamente, caminar con ellas durante 15 minutos en las primeras dos semanas y después llegar hasta los 30 minutos, pero si al día siguiente sientes molestias, dejar de utilizarlas dos días e intentar de nuevo en la siguiente semana.

¿Cómo utilizarlas? Se debe colocar lubricante en la punta de cada una de las bolas para ser introducidas en la vagina. Antes de ello, siempre deben ser limpiadas de manera apropiada: se meten diez minutos en agua hirviendo y lavarlas con agua y jabón neutro antes de introducirlas.

Tus manos deben estar siempre limpias y almacenarlas en una bolsa de tela para evitar al máximo la contaminación.

Existen también los ejercicios de Kegel, una forma más accesible y natural de fortalecer el suelo pélvico; la falta de fuerza en los músculos del suelo pélvico puede reducir la sensibilidad durante las relaciones sexuales.

Las bolas chinas pueden ser de distintos tamaños, sencillas o dobles (están unidas entre sí por un cordón). Se introducen como si se tratara de un tampón; cuando estás de pie caen por gravedad y hace que los músculos se contraigan.

Para evitar las contracciones musculares, el suelo pélvico pondrá “resistencia” y es así como logra fortalecerse.

Daros de la Universidad Pública de Navarra refieren que el entrenamiento para fortalecer los músculos del suelo pélvico puede lograr también mejoría en mujeres con incontinencia urinaria.

También te sugerimos: 7 curiosidades sobre el orgasmo masculino

Las bolas chinas también son llamadas bolas Ben Wa y forman parte del juego sexual antes de la penetración. ¿Te atreves?


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: