Buenos hábitos, arma contra el dolor cotidiano

Estudios revelan que el 72 por ciento de los mexicanos temen morir con dolor, pese a ello la mayoría de la población no se atiende debidamente.

20/04/2010 2:05
AA

Los buenos hábitos y las vitaminas (como el complejo B1, B6 y B12), son las mejores herramientas para combatir el “dolor cotidiano”, el cual es uno de los principales problemas médicos entre la población al ser altamente discapacitante, pues persiste durante semanas e incluso meses, además de provocar una ansiedad general en la población mexicana, pues el 72 por ciento de esta reconoce que teme morir con dolor.

El Neurosinergismo, es la conjunción de buenos hábitos como dormir bien, mantener una buena actitud y contar con un ambiente familiar y de trabajo armónicos; en tanto que el complejo B ayuda a equilibrar el organismo.

Así lo reveló la doctora Margarita Araujo, presidenta de la Asociación Mexicana para el Estudio y Tratamiento del Dolor, al apuntar que el dolor cotidiano es de hecho un problema mundial, pues entre el 60 y 80 por ciento de la población sufre dolor ubicado en el cuello, articulaciones, espalda, cabeza, hombros, extremidades, así como en la región lumbar, destacándose que este último provoca gastos de 33.6 billones de dólares en hospitalización; 43 billones por incapacidades; 4.6 billones a causa de baja productividad; y 5 billones de dólares por servicios legales.

En México, enfatizó, al agravante económico (derivado de los gastos médicos, la reducción en la productividad laboral, la baja en rendimiento escolar, y el deterioro de la vida social en general), se agrega el hecho de un mal diagnóstico que provoca un sufrimiento al paciente durante largo tiempo, que incluso puede sumar años, 44% por ciento de los casos, enfatizó, son sujetos a un mal diagnóstico.

La especialista señaló que : “El dolor cotidiano es considerado el más común, pero es al que menos importancia se le brinda por considerarlo inofensivo; sin embargo, este puede convertirse en crónico con afectaciones colaterales como fatiga, disminución de la concentración(…) Es importante que nosotros los médicos brindemos un diagnóstico certero y sepamos reconocer el tipo del dolor, pues la evaluación inapropiada puede ser la causa principal de una inadecuada analgesia”, con posibles daños colaterales al organismo que pueden llegar a la perforación del intestino.

Su origen, precisó la especialista, es múltiple, desde malas posturas, estrés, o incluso a causa de una enfermedad crónica. “Debido a que si el dolor nos rebasa, desconoceremos la forma en que podemos responder, razón por la cual es importante que lo entendamos y lo controlemos a tiempo”.

De soluciones sencillas a la visita al algólogo

Dormir de 6 a 8 horas diarias; con una almohada cómoda cuya altura sea igual a la distancia entre el hombre y la cabeza; mantener una actitud positiva; crear un ambiente armónico en la familia y el trabajo; así como una buena alimentación rica en vitaminas y minerales, es la forma en que se puede crear el Neurosinergismo,  el equilibrio entre nuestro funcionamiento cerebral y el exterior, lo cual a su vez es uno de los mecanismos más efectivos de prevenir el dolor crónico, aseveró el traumatólogo ortopedista Heriberto de la Luz.

Consideró que existe formas accesibles para evitar el dolor crónico, “incluso tomar una siesta después de comer, son útiles para atender este padecimiento”, subrayó.

“No hay dolor pequeño, creánlo, ni tampoco obedecen a una sola causa, son multifactoriales y de no tratarse pueden provocar problemas donde no los hay, como es el sangrado por úlceras, de ahí la importancia de tomar las medidas, por mínimas que sean, para evitarlo”, puntualizó.

De igual importancia, abundó, es el tratar adecuadamente al dolor, desde el punto de vista médico es necesario establecer cuándo sirve efectivamente un analgésico y en que ocasiones puede resultar contraproducente, pues llegan a “ocultar” las causas de origen del malestar.

Los analgésicos, como ya se indicó, en un uso prolongado pueden dañar órganos como el estómago, hígado, riñones, etcétera, por lo que es necesario consultar a un especialista.

El doctor Heriberto de la Luz apuntó que puede haber una combinación de diclofenaco, vitaminas y analgésicos, pero que en todo caso los médicos deben de actualizarse para brindar la mejor atención, pues existen casos en los que por un mal diagnóstico se prolonga el dolor a un paciente, que debió ser atendido por el especialista correcto, el argólogo.

En ocasiones, precisó, los dolores son tan graves y altamente discapacitantes, que requieren una acción médica invasiva, esto es, bloquear el nervio o el gángleo donde se registra el dolor, mediante la inyección de un analgésico de alta potencia.

De esta manera, el dolor se elimina durante una semana e incluso hasta por tres meses, lo cual permite un adecuado estudio del paciente, determinar las causas de su dolor, pero sobre todo, evita un sufrimiento innecesario.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: