Buscan crear huesos con células madre

La FES Iztacala está participando en un desarrollo de tejido óseo a partir de las células de la pulpa dentaria de los terceros molares de los niños.

22/07/2013 9:57
AA

 Con células madre de la pulpa dentaria de los dientes de leche, investigadores de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM, desarrollan una línea de estudio para crear tejido óseo.

Los investigadores afirman que con estas unidades biológicas posteriormente pueden crearse células de hueso, músculo y cartílago.

Los científicos especificaron que los únicos dientes de los que se pueden obtener estas células son de los terceros molares, cuando aún son dientes infantiles, y para llevarlo a cabo, se instalará un laboratorio de ingeniería tisular en la Clínica Odontológica Cuautepec.

Con este laboratorio, además se impulsarán indagaciones en la materia entre los alumnos de licenciatura y posgrado, informó Martín Ascanio Balderas, coordinador de los trabajos.

El universitario indicó que este proyecto, que se encuentra en sus primeras etapas, ha tenido el apoyo institucional de Patricia Dávila Aranda, directora de la FES Iztacala, quien determinó un espacio físico para su desarrollo.

En el lugar, ubicado en la delegación Gustavo A. Madero, se realizará el proyecto La ingeniería de tejidos en las disciplinas odontológicas, en el que también participan José Cano Brown y Carlos Andrés Gallardo, académicos de la FES, asesorados por Raúl Rosales Ibáñez, profesor investigador de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP).

 “En conjunto con la FES, estamos por abrir un proyecto similar en la UNAM, para formar a los odontólogos del futuro. Además de contribuir en su formación profesional, pueden desarrollar investigación de alto nivel en esta nueva ciencia, con beneficio para los pacientes”, dijo Rosales Ibáñez.

Otro de los objetivos de este trabajo, según refirió el profesor, es estandarizar la técnica para el cultivo de células madre tomadas de la pulpa dental, de ligamento periodontal y del paladar, para crear músculos, huesos o cartílago.

Una vez con los resultados de las pruebas de laboratorio, de procederá a tratar animales de experimentación y luego a pacientes humanos en los ensayos clínicos, refirió.

En los primeros años, el proyecto estará orientado al linaje osteogénico, para localizar otras zonas de la boca de donde obtener las unidades de cultivo. Es fundamental que las clínicas odontológicas participen en el proyecto, subrayó el especialista en oclusión y prótesis.

Para finalmente comenzar a aplicar la medicina regenerativa en quienes sufren quemaduras o huesos para atender fracturas que no sanan. (Fuente: UNAM)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: