Buscan reducir consumo de sal

OPS y OMS han propuesto un plan para reducir en 50% el consumo de sal de las personas porque las dietas actuales contienen cantidades excesivas de ésta.

18/06/2013 5:00
AA

 Son cinco los gramos de sal que una persona debe consumir cada día, pero la mayoría de las personas duplica esta recomendación o incluso ingiere mucho más, y esto porque la dieta moderna es muy rica en este elemento, pero perjudica la salud.

Por ello es que expertos de la Organización Panamericana de la Salud en la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), trabajan en un plan para las Américas, en el que para el 2020, buscarán que el consumo de sal se haya reducido un 50%

Este plan abarcará dos etapas, la primera de 2013 a 2018, en el que OPS /OMS se comprometen a realizar campañas de impacto concientizar a la población sobre la utilización de menos cantidad de sal a la hora de preparar e ingerir los alimentos.

 “Las dietas modernas típicas proveen cantidades excesivas de sal”, señaló Branka Legetic, coordinadora interina del Área de Prevención y Control de Enfermedades Crónicas de la OPS/OMS y encargada de la Iniciativa de Reducción de Sal.

“Reducir la ingesta de sal en la dieta es la medida más costo efectiva para disminuir los riesgos de infartos y accidentes cerebrovasculares”, aseveró.

La experta señaló que el rebasar la cantidad de sal recomendada, aumenta la probabilidad de sufrir hipertensión arterial, el principal factor de riesgo de muerte por ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal.

Según datos de la organización, en las regiones menos desarrolladas, la mayor cantidad de sal consumida (70%) es añadida a los alimentos al momento de cocinar o cuando el plato ya está servido, mientras que en las zonas más desarrollas, la principal fuente de sal es de alimentos procesados.

Con base en estos datos, Legetic indicó que se debe atacar tanto el factor de añadir sal en la cocina o en la mesa, como el de elaborar productos empaquetados libres de sal o con mucha menos cantidad.

Para alcanzar estos objetivos “se requiere de la participación y el compromiso del sector público, los productores de alimentos, la industria de restaurantes, los puestos de comida, la academia, la sociedad civil y la sociedad en general”, manifestó la gerente de Relaciones Externas y Asociaciones de la OPS/OMS, Irene Klinger.

Eduardo Fernandes Nilson, coordinador de Nutrición y Alimentación del Ministerio de Salud de Brasil, indicó que esta experiencia regional puede ser útil para que su país amplíe la participación multisectorial en la mejora de la nutrición, mientras que Adriana Blanco, investigadora del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (INCIENSA), consideró “importante que la iniciativa sea apropiada por todos los países” de las Américas.

Las actividades que prevé realizar el consorcio multisectorial están alineadas a las recomendaciones del Grupo de Expertos Regional en Prevención de Enfermedades Cardiovasculares de la OPS, al Plan de Acción para la Estrategia de Prevención y Control de Enfermedades no comunicables de la Organización Panamericana de la Salud y a la Declaración de Naciones Unidas de septiembre de 2011 en Nueva York sobre las enfermedades no transmisibles.  (Organización Panamericana de la Salud)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: