Células madre combatirían diabetes

En un experimento hecho con ratones, se logra combatir la diabetes con el uso de células madre.

28/06/2012 6:42
AA

Científicos canadienses de la Universidad de British Columbia, logran invertirla diabetes en ratones usando células madre, lo cual significa una una nueva opción para tratar la enfermedad que hoy en día afecta a tantas personas en dicho país. 

Timothy Kieffer, profesor en el Departamento de Ciencias Celulares y Fisiológicas, quien dirige la investigación en colaboración con científicos de la sede en Nueva Jersey de BetaLogics, una división de Janssen Research & Development,  mostraron por primera vez los trasplantes de células madre humanas las cuales pueden restaurar exitosamente la producción de insulina e invertir la diabetes, en ratones. El estudio ha sido publicado en la revista científica “Diabetes”.

De acuerdo con el estudio, después del trasplante de células madre, los ratones diabéticos fueron desprovistos de  insulina, un procedimiento diseñado para imitar las condiciones clínicas humanas. De tres a cuatro meses más tarde, los ratones fueron capaces de mantener niveles saludables de glucosa en la sangre, a pesar de haber sido alimentados con cantidades grandes de azúcar.

“Estamos muy emocionados por estos resultados, pero se necesita investigación adicional antes de que este enfoque pueda ser sometido a pruebas clínicas en seres humanos, los estudios se realizaron en ratones diabéticos que carecían de un sistema inmune adecuado, que de otro modo habría rechazado las células”, explicó Kieffer.

“Ahora, es necesario  identificar una forma adecuada de proteger las células de un ataque inmunológico, de modo que el trasplante, en última instancia, se pueda realizar en ausencia de cualquier inmunosupresión”.

Los científicos  encargados de la investigación explicaron que la diabetes surge de la producción insuficiente de insulina por el páncreas. La insulina permite que la glucosa se almacene en los músculos del cuerpo, los lípidos, y el hígado, y sea así utilizada como energía. La escasez de insulina provoca que el azúcar en la sangre aumente el riesgo de ceguera, ataques al corazón, derrame cerebral, e insuficiencia renal.

Actualmente, las inyecciones regulares de insulina son el tratamiento más común para el tipo 1 de esta enfermedad, que afecta a menudo a los niños pequeños. Aunque los trasplantes experimentales de células pancreáticas sanas procedentes de donantes humanos han demostrado ser eficaces, el tratamiento está severamente limitado por la disponibilidad de donantes. (Con información de Europapres.es)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: