Cómo cumplir el propósito del ejercicio

Convicción, disciplina, una actividad física preferida y una buena dieta son factores que ayudan a cumplir la promesa de volvernos saludables.

02/01/2013 8:01
AA

El propósito es un nuevo estilo de vida, mejores hábitos, un comienzo saludable, dejar atrás todo lo que hicimos el pasado año y darle curso a lo que prometimos y nunca llegó, sin embargo, el deseo de hacer del ejercicio un hábito puede ser difícil de cumplir.

 
Por eso, para saber cuál es la mejor manera de cumplir con el propósito de integrar la actividad física a nuestra vida, por salud y sin renunciar, SUMEDICO platicó con el entrenador Tomás Weimar Nandayapa (*), quien señaló que el principal factor para no dejar de lado el propósito es tener claros los motivos.
 
“Lo principal es que sepas que el ejercicio es salud, antes que sólo verse bien físicamente, después la gente debe decidirse. Normalmente, para cumplir el propósito, haces ejercicio una o dos semanas y después lo dejas de lado. No lo hagas para bajar de peso, sino pensando que el ejercicio le dará bienestar al cuerpo internamente”, señaló el entrenador.
 
Después de tener la convicción y decidir, el entrenador señaló que el siguiente escalafón es buscar una actividad física que nos guste, ¿por qué?
 
“Mucha gente hace ejercicios que están de moda, como correr, o Zumba, o cualquier otra cosa, pero quizás eso no es para ti, así que hallar una actividad física que te guste va a garantizarte que no lo abandonarás y lo harás con gusto. Puedes acudir a un gimnasio especializado, o bien a los parques, ahora en muchos parques hay diversas actividades que además son gratis”, explicó el coach Tomás Weimar.
 
El tercer punto importante es darle al deseo la calidad de una disciplina.
 
“Así como te levantas para trabajar es posible que le dediques una hora de atención a tu cuerpo, tres veces a la semana. Tu cuerpo es lo único que tienes, puedes cambiarte de ropa, bajar o subir de peso, pero tu cuerpo sigo siendo el tuyo, el mismo, lo único que tienes, si te rinde veintitantas horas trabajando, dedícale una hora para que funcione bien durante tu vida diaria”, sentenció el entrenador.
 
Sin embargo, cabe la posibilidad de no encontrar ninguna actividad física que nos satisfaga, entonces, ¿qué hay que hacer?
 
“Si no hallas un deporte específico puedes comenzar saliendo a dar caminatas, al menos 20 minutos, tres veces a la semana, e ir aumentando el ritmo y el tiempo cada día, para ir sintiéndote mejor”, explicó.
 
Pero un detalle importante, de acuerdo con el entrenador, es que no se trata solamente de hacer ejercicio para sentirte bien, estar saludable y bajar de peso, sino de un tratamiento integral que incluye, además de la actitud y la convicción, una dieta saludable y balanceada.
 
“Si no reduzco mi ingesta calórica, y no me reservo a dejar de comer alimentos altos en grasas, o fritos, no voy a bajar de peso. Para poder reducir, la ingesta calórica debe ser menor, por ejemplo, si consumo dos mil calorías y gasto dos mil 500, el cuerpo toma de ahí su gasolina, pero si es a la inversa, jamás voy a bajar de peso ni a sentirme bien”, explicó.
 
Para ello, el entrenador recomendó que, después de decidir el ejercicio que se practicará, hay que acercarse con un nutriólogo que nos asesore.
 
“La alimentación debe ser personalizada, es algo más global, pero cada uno debe buscar su forma de alimentación, comer saludable no significa estar a dieta, sino comer lo que el cuerpo necesita”, concluyó.
 
(*) Tomás Weimar Nandayapa
Entrenador personal y fitness
tomweifit10@yahoo.com
www.tomasweimar.com

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: