¿Cómo explico a un niño qué es el cáncer?

Lo primero es quitarle la connotación de miedo que tiene esta enfermedad y decir que el cáncer se puede curar al recibir un tratamiento adecuado.

09/05/2011 5:55
AA

Explicarlo a un adulto es tarea difícil, pero hablar de cáncer con un niño es una labor aún más complicada, por eso, lo primero que se debe hacer es quitar a la palabra toda connotación de miedo que pudiera tener, además de explicar al pequeño que es una enfermedad que se puede curar al recibir un tratamiento.

Una opción para poder dar una explicación adecuada es consultar el sitio kidshealth.com, en el que se explica que el cáncer es un grupo de muchas enfermedades relacionadas y todas tienen que ver con las células, que son unidades minúsculas que forman a los seres vivos.

El cáncer aparece cuando las células crecen de manera anormal y se extienden muy rápido en el cuerpo, siguen creciendo, se dividen sin control y no se mueren.

Estás células, que se reproducen sin control, se agrupan y forman tumores que dañan los tejidos del cuerpo; cuando el tumor se transforma en un bulto, puede hacer que la persona enferme gravemente.

Pero éstas células que se van multiplicando y van quitando espacio a las células normales, pueden viajar a otras partes del cuerpo, formar otros tumores y enfermar a otros órganos, cuando esto sucede los médicos dicen que el cáncer hizo metástasis.

¿Porqué se forma el cáncer?

Es importante saber que son pocos los niños que llegan a enfermar de cáncer, que es una enfermedad que al no ser causada por gérmenes, no se puede contagiar; al jugar, hablar o abrazar a un niño con cáncer es imposible que te contagie la enfermedad.

Los científicos aún no logran saber por qué surge el cáncer, pero algo es claro, las personas que tienen cáncer no es por que hayan hecho algo malo, no es un castigo por haberse portado mal o por haberse golpeado.

Lo que si saben los doctores es que algunas costumbres que tienen los adultos contribuyen a que se forme la enfermedad, se trata de hábitos poco saludables como fumar o tomar mucho alcohol a diario.

¿Cómo se detecta el cáncer?

A veces, un doctor tendrá que pedir que te hagan algunos estudios para verificar que tienes cáncer. Lo que pasa es que algunos de los síntomas del cáncer como pérdida de peso, fiebre, ganglios inflamads, cansancio, se pueden parecer a las causas que provocan otras enfermedades.

Los estudios médicos que el doctor pedirá para verificar de qué enfermedad se trata son radiografías o análisis de sangre.

El especialista que trata a los pacientes de cáncer es el oncólogo, quien a veces pedirá que se haga una biopsia, que es un estudio específico a un pedacito del tumor o de la zona del cuerpo que se cree está afectada.

Cuando se hace una biopsia, se examina la parte extraída para buscar las células cancerosas. Es importante que sepas que cuanto más rápido se detecta el cáncer y comience el tratamiento, la posibilidad de cura es mucho mayor.

Tratamientos para el cáncer

Una vez que el médico descubre que una persona tiene cáncer, son tres las formas que existen para tratarlo: la cirugía, la quimioterapia o la radiación; en algunas ocasiones se combinan dos o tres de las opciones para que la persona recupere su salud.

El tratamiento que se sigue depende del tipo de cáncer que se tenga o del avance que haya tenido el tumor dentro del órgano afectado o dentro del organismo en general.

La cirugía consiste en extirpar la mayor cantidad de células con cáncer, a veces, el médico tiene que extraer tejido sano para acabar con el cáncer.

La quimioterapia consiste en dar medicamentos al cuerpo para que combata el cáncer. Esta medicina puede ser en forma de pastilla o en forma de medicamento líquido que se administra por una de la venas del brazo para que entre a la sangre y corra por todo el cuerpo y acabe con las células cancerosas.

La radioterapia son ondas de alta energía, como los rayos X,  que dañan y destruyen las células con cáncer; al funcionar correctamente, esta terapia hace que los tumores se hagan pequeños e incluso que desaparezcan.
 

De estos tratamientos, la quimioterapia y la radiación, provocan algunos malestares porque acaban con las células cancerosas, pero también con algunas células sanas.

La radiación puede provocar que la piel se irrite o se ponga roja; la quimioterapia provoca que el cabello se caiga, pero en ambos casos cuando el tratamiento termina todo vuelve a la normalidad.

El tiempo que dure el tratamiento el niño no puede ir a la escuela ni estar en lugares donde haya mucha gente para evitar que contraiga infecciones.

La recuperación

Cuando una persona que tuvo cáncer supera la enfermedad se dice que está en “remisión”, eso significa que no quedan rastros de la enfermedad en su cuerpo. Ese es el propósito de todos los tratamientos contra el cáncer que reciben los niños.

(Con información de kidshealth.com)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: