¿Cómo interactúan genes y dieta?

En México estudian cómo se relacionan diferentes nutrientes con el organismo y su posible influencia en la obesidad y desnutrición.

24/11/2011 7:58
AA

Aunque dice el refrán que ante Dios y la Ley todos somos iguales, desde el punto de vista médico y desde el punto de vista de la nutrición diferentes personas y diferentes grupos de población reaccionan de manera distinta ante los mismos alimentos. 

Algunas personas reaccionan con fuertes inflamaciones y dolores cuando comen frijoles u otras leguminosas. Hay quienes tienen fuertes dolores al consumir leche. Y algunos grupos de población tienen tan baja tolerancia al alcohol que se pueden poner ebrios con una o dos copas de vino.

Los anteriores son algunos ejemplos muy fáciles de detectar sobre la manera como diferentes perfiles genéticos procesan distintos alimentos, pero hay interacciones que no se notan tanto y que son el campo de investigación de la Nutrigenética y la Nutrigenómica, disciplinas que se estudian en México en el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), de la Secretaría de Salud.

La Nutrigenética estudia cómo los genes afectan a la absorción de los alimentos y la Nutrigenómica, cómo es que algunos alimentos influyen en la activación o no de ciertos genes.

¿Uno es lo que come?

 No todos los alimentos son buenos para todos. Saber cómo interactúan diferentes nutrientes con el organismo de los diferentes grupos de población mexicana es mucho más que una anécdota, tiene que ver con cuestiones profundas de salud pública: influyen en la obesidad pero también en la desnutrición, como explicó a SUMEDICO la doctora Elizabeth Tejero (*), coordinadora del Laboratorio de Nutrigenómica y Nutrigenética del Inmegen. Entrevista en video

“En nutrigenética estudiamos, cómo las variantes genéticas que tiene un individuo o que son importantes en algunas poblaciones van a condicionar la respuesta que tienen estos individuos hacia el consumo de ciertos alimentos o cómo pueden determinar las necesidades de ciertos nutrimentos

“Sería muy útil saber, de antemano o lo antes posible, qué personas van a responder a un tratamiento dietético y qué personas no. Qué personas necesitarán de un tratamiento farmacológico. O qué personas tal vez no respondan a un tratamiento con una dieta con alto contenido en fibra, pero a lo mejor la combinación de varias estrategias dietéticas sí le puede servir”, dice la especialista mexicana con doctorado en Ciencias de la Nutrición por la Universidad de Texas en Austin.

-¿Y hay alimentos que pudieran afectar el funcionamiento de nuestros genes?
R:
Por una parte, los componentes de los alimentos pueden ser capaces de modular la expresión de genes, a través de muchos mecanismos, y de hecho hay algunos de estos componentes de los alimentos que pueden realizar algunas de estas modulaciones o regulaciones de la expresión, a través de mecanismos que puedan tener efectos transgeneracionales”, dice la investigadora del Inmegen.

Hechos en México

Uno de los más ambiciosos proyectos de la ciencia y la medicina mexicanas de este siglo XXI fue el llamado Proyecto de la Diversidad Genómica de la Población Mexicana. Éste ha servido para identificar varias características genéticas que son muy comunes entre la población mestiza e indígena de México y que son diferentes a las de las poblaciones sajona, negra y asiática.

Con esos datos también se busca entender qué alimentos provocan resultados favorables o adversos a la población mexicana, que comparte algunos genes particulares.

“Nos interesan, particularmente, las relaciones entre los nutrimentos y el genoma que tienen algún efecto sobre, por ejemplo, el riesgo para la diabetes, la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, que son enfermedades muy frecuentes en la población mexicana y que sabemos que tienen, tanto un componente genético importante, como la característica de ser fuertemente afectadas por la dieta”, explica la doctora Tejero.

“Y por otra parte también nos interesa conocer el componente genético que existe en algunas deficiencias. En este momento, como el problema del exceso, el problema de la obesidad, de la diabetes, es tan importante en la población, desde el punto de vista de nutrición, han caído las deficiencias un poco en el olvido, han sido un poco relegadas, pero ahí también hay factores genéticos importantes que estudiar en cuanto a la deficiencia de hierro, de zinc, de vitamina A, de ácido fólico”.

(*) Dra Elizabeth Tejero
Coordinadora del Laboratorio de Nutrigenómica y Nutrigenética del Instituto Nacional de Medicina Genómica. Cuenta con un doctorado en Ciencias de la Nutrición por la Universidad de Texas.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: