¿Cómo lidiar con la frustración escolar?

Cuando un niño no cumple con las metas escolares es necesario que reciba el apoyo de padres y maestros para evitar la frustración.

25/07/2012 4:12
AA
La base del aprendizaje es la relación con el alumno, tanto padres como maestros, con una buena relación y comunicación, harán que el alumno se sienta amado y capaz, eso es lo que llamamos un niño feliz y brillante que podrá convertirse en un niño multicompetente en el futuro, dijo a SUMEDICO el psicólogo educativo Carlos Ávila Cota(*).
 
Cuando esta relación no se da, entonces aflora en el niño lo que se denomina frustración escolar, lo que se traduce como el momento en que el estudiante no alcanza las metas de aprendizaje, convirtiéndose en un niño frustrado, el cual puede manifestarse de formas diferentes.  
 
“La frustración es una emoción que en el niño se manifiesta con la imagen de una persona triste, que no tiene comunicación fluida, que se aísla y, en un momento determinado, además de manifestar estas conductas de falta de comunicación y aislamiento, para su expresión de sí mismo utiliza expresiones como ‘no puedo’, ‘no sé’, ‘no valgo’; esto puede ser parte de la autoestima, lo que siente por él mismo y lo que cree de sí mismo”, indicó el especialista.
 
Si un niño no está bien acompañado por sus padres y sus maestros, entonces, al fracasar, se frustra, piensa mal de sí mismo y esto puede derivar en que, a futuro, evada reto y se distraiga en clase, “el niño prefiere entretenerse dibujando o platicando con otros compañeros, porque considera que es incapaz de cumplir con las tareas”, explicó el especialista.
 
Analizar en lugar de reaccionar
Uno de los principales problemas que deriva de esto y que puede provocar un peor desempeño del estudiante es una reacción equivocada de los padres.
 
“Si los padres reaccionan con enojo, un castigo o un tono de voz intenso provoca que el niño se asuste y siga en el círculo de la frustración, así es que lo primero que deben hacer los padres es hacer sentir al niño que las cosas están bien, que él como persona sigue siendo importante y valioso y que si está teniendo dificultades para aprender sólo necesita apoyo”, explicó.
 
De igual forma, el especialista hizo hincapié en lo importante que es que el niño se sienta seguro de sí mismo, con una autoestima y una identidad fortalecida.
 
Las consecuencias de no atender un problema de frustración escolar es que la autoestima del niño puede verse afectada, así como el desarrollo de una falsa identidad o un falso autoconcepto, “esto puede derivar en un ‘pesimismo aprendido’, que es un esquema de pensamiento, creencia y valor en el cual se descalifica a la persona. Entonces la persona crecerá limitándose, negando las posibilidades de enfrentar retos, de ser creativo, proactivo, de proponer y construir una vida personal y una vida social positiva”, concluyó el especialista.
 
(*) Psic. Carlos Ávila Cota
Psicólogo Educativo y Gerente Académico
de AMCO®, líder en investigación, desarrollo
e implementación de metodologías educativas
www.amco.me
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: